Reinaldo Cedeño Pineda

Periodista y escritor

Foto Cortesía de la entrevistada
05.Ago.2020

Cuando ella aparece en la pantalla, asoma una ciudad. Se dice al paso, solo ocupa una línea en estas notas; pero tienen que conjugarse los astros para que eso suceda. Ya se sabe que no bastan la fidelidad a toda prueba al suelo natal, ni el constante crecimiento profesional. No son suficientes los deseos. A ello ha de sumarse un aire de serenidad, una capacidad de imantación, un equilibrio difícil de explicar; pero imposible de no advertir.

Fallece Eusebio Leal
31.Jul.2020

Yo estuve allí, el 3 de abril de 2008, en el VII Congreso de la Uneac (Unión de Escritores y Artistas de Cuba), cuando Eusebio Leal Spengler pronunció una verdadera Oración por la unidad de los cubanos. Habían tenido lugar varias intervenciones, algunas observaciones, y el Historiador de la Habana alzó su voz y conmovió al foro con su esencialidad de siempre:

Dagoberto Gaínza como Santiago Apóstol. Foto: Miguel Noa
25.Jul.2020

Mi abuelo siempre se refería  al carnaval santiaguero como el tiempo de los “mamarrachos”, un término que encontró su eclosión en el siglo diecinueve. Es la tipicidad de lo estrafalario, lo colorido, la alegría desbordada que salta a las calles. En el carnaval todo cabe. La ciudad y sus habitantes se desinhiben.

Televisión
Doña Guiomar, con María Elena Calzado y Carlos Padrón. Foto: Archivo de Tele Rebelde
22.Jul.2020

La programación dramática fue la bandera del canal Tele Rebelde en Santiago de Cuba, aquella historia inaugurada el 22 de julio de 1968. Tú eres mi historia del mítico Antonio Lloga fue la primera novela transmitida. Año 1977; el autor mezcló vivencias personales en la trama de ficción, una radiografía de la sociedad guantanamera, incluida la influencia de la Base Naval.

Identificación de Tele Rebelde.
21.Jul.2020

Esta es una de las páginas más singulares de la cultura cubana en la segunda mitad del siglo XX: la fundación de Tele Rebelde en Santiago de Cuba, primer canal creado en el país después de 1959. Es la memoria de una generación de soñadores que salió a conquistar la imagen de su propio territorio. Es el reto fundacional de técnicos y artistas, en una magnitud que recuerda más a una aventura que la pura realidad.

Natalicio de Guillén
10.Jul.2020

«A veces deploro no haber escrito sobre cuanto he visto. La memoria humana no dura mucho tiempo, y pronto se borra de ella la gran masa de recuerdos que, de persistir, harían la vida insoportable (…) Sin embargo, ciertos hechos más o menos lavados por el tiempo persisten en nuestra mente y nos acompañan todo la vida». (1)

Así comienza Nicolás Guillén (1902-1989) su libro de memorias, Páginas vueltas, que nos permite asistir, de primera mano, a la atmósfera y las circunstancias de su creación poética. A eso y más.