Timbalaye en La Ruta de La Rumba 2017

NOSTALGIA MUSICAL

Timbalaye en La Ruta de La Rumba 2017

  • Timbalaye tiene como objetivo maximizar la contribución del sector turístico como herramientas eficaz para el desarrollo sostenible a través de la cultura. Foto tomada de Girón
    Timbalaye tiene como objetivo maximizar la contribución del sector turístico como herramientas eficaz para el desarrollo sostenible a través de la cultura. Foto tomada de Girón

El Proyecto Promotor Internacional de la Cultura Cubana Timbalaye llevó a cabo la IX Edición del Festival Internacional de la Rumba, del 18 de agosto al 1 de septiembre, con la Ruta de la Rumba 2017, dedicada al Comandante en Jefe Fidel Castro.

La Ruta está auspiciada por la Asociación Hermanos Saíz (AHS), la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el Consejo de Patrimonio Cultural (CNPC), el Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana (CIDMUC), Consejo Nacional de Casas de Cultura (CNCC), la Casa de África de la Oficina del Historiador de La Ciudad de La Habana.

Timbalaye tiene como objetivo maximizar la contribución del sector turístico como herramientas eficaz para el desarrollo sostenible a través de la cultura, tomando en cuenta que el 2017 es el “Año Internacional de Turismo”, declarado por las Naciones Unidas.

La Ruta de la Rumba visitó Pinar del Río (19), Matanzas (22), Cienfuegos (23), Trinidad (25), Ciego de Ávila (26), Camagüey (27), y Santiago de Cuba (29) Guantánamo (30) y por supuesto, La Habana. El 18 se inauguró en el Emboque del municipio de Regla, el 1 de septiembre se realizó un homenaje a Eloy Machado “El Ambia”, a las 10.00 am en el Hurón Azul de la UNEAC y ese mismo día en la tarde, se realizó la clausura en el Salón Rosado Benny Moré de La Tropical, en la que se presentaron una serie de grupos rumberos que tocaron en homenaje al Comandante en Jefe Fidel Castro.

Ulises Mora, presidente del Festival declaró que esta IX edición es muy prometedora y para el año que viene será con mucha más fuerza en más provincias cubanas. Lo anterior fue expresado en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, en la conferencia de prensa donde también estuvieron presentes: Gladys Collazo, presidente del Consejo de Patrimonio Nacional y Katherine Muller, Directora General de la Unesco en Cuba.

Katherine reconoció la importancia de la rumba como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, “ese logro se alcanza con la anuencia de 24 países del orbe, lo cual convierte a la rumba en un “tesoro internacional”. La rumba no es una cultura rígida, en ella también participan los jóvenes y todo el pueblo cubano por la gracia y la sensualidad de los cantos”.

Timbalaye realizó la Ruta de la Rumba en Europa y América Latina con el objetivo de celebrar la inscripción de la rumba en la lista representativa del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

La rumba es una fiesta de tambores de negros y blancos, hombres de grupos de descendientes, como se llama ahora a la raza que es algo un poco confusa.

Pero, la rumba es algo más que una fiesta, es la memoria colectiva, ancestral, relatora de historias, de tradición oral, como salmodias, fábulas, parábolas, cuentos, crónicas, hazañas con un significado mágico, como escribió María del Carmen Barcia. La rumba es como un bajo cifrado de la cultura de origen africano, concebida en Cuba.