La traducción literaria como tribuna intercultural

El XV Simposio Internacional de Traducción Literaria tendrá lugar en La Habana del 26 al 27 de noviembre de 2019, con la presencia de Kevin Quirk, presidente de la Federación Internacional de Traductores, y destacados intelectuales cubanos.

El encuentro reunirá traductores literarios y académicos de 11 países: Noruega, Brasil, Italia, Jamaica, Estados Unidos, Costa Rica, España, Alemania, Canadá, Austria y Cuba. Esta edición pretende analizar el papel fundamental de los profesionales de la lengua en un contexto internacional marcado por el desarrollo de la comunicación y el intercambio continuo entre las identidades nacionales a través de la literatura.

Jesús Ismael Írsula, presidente de la Sección de Traducción Literaria de la UNEAC, destacó el aumento de la participación en este XV Simposio, con más de 80 participantes y 20 ponencias de estudiosos en el tema.

«La traducción fomenta la comunicación cultural. Es necesario elevar la visibilidad de esta profesión y la creatividad que conlleva. Además, debemos fomentar una mayor presencia de la Facultad de Lenguas Extranjeras» agregó.

El evento está dedicado al centenario del nacimiento del poeta y traductor cubano Eliseo Diego y al aniversario 30 de la publicación cubana de Levantado del suelo del Premio Nobel de Literatura José Saramago.

En esta ocasión, el encuentro propone durante dos días de conferencias, temáticas relacionadas con la traducción como fuente de cultura; las relaciones entre el traductor literario con los autores y editores; el traslado de la literatura indígena a otros idiomas; la formación de expertos en lenguas extranjeras y la historia, teoría y práctica  que caracteriza esta labor profesional.

Como parte de las actividades de esta edición del evento se hará entrega del Premio UNEAC de Traducción Literaria José Rodríguez Feo el miércoles 27 de noviembre, a las tres de la tarde.

«Este lauro, que otorgamos bianualmente, reconoce la maestría en la traducción a la lengua española. Este año recibimos más de 11 obras en concurso que no solo son variadas en cuanto a géneros sino también en los idiomas traducidos, inglés, ruso, francés, italiano entre otros» comentó María Elena Silva, secretaria de la sección.

Por su parte, Basilia Papastamatíu, presidenta del jurado, concedió suma  importancia a la selección del traductor premiado, no solo teniendo en cuenta la traducción exacta a la lengua española, fiel al texto escrito por el autor, sino también en el sentido estético. «Debe ser una obra con mayúsculas literarias», expresó.

Coauspiciado por la Asociación Cubana de Traductores e Intérpretes, ACTI; la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de La Habana (FLEX); el Equipo de Servicios de traductores e Intérpretes, ESTI y el Instituto Cubano del Libro (ICL); el XV Simposio de Traducción Literaria tendrá como sede la sala Rubén Martínez Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, sita en calle 17 esquina H, Vedado.

Imagenes: