Un niño llamado Fidel Alejandro

  • Promoción del Instituto Cubano del Libro. Foto: Cortesía del autor

Un niño llamado Fidel Alejandro, de las escritoras María Luisa García y Rafaela Valerino, es el título del volumen, publicado por la Casa Editorial Verde Olivo, que llegó al lector a través del espacio El Libro del mes, como parte del Programa Nacional por la Promoción del Libro y la Lectura, que coordina el Ministerio de Cultura (MINCULT) y el Instituto Cubano del Libro (ICL).

Dicha joya de la literatura infanto-juvenil está dedicada —fundamentalmente— a “los que saben querer y para quienes trabajamos”. Ese texto cuenta con ilustraciones a todo color, y el lenguaje utilizado por las autoras es ameno y sencillo. Tanto es así, que revisita los códigos lingüísticos empleados por los pequeños príncipes para comunicarse entre sí.

Un niño llamado Fidel Alejandro nos acerca a la infancia del Comandante Fidel Castro Ruz (1926-2016) para que los encantadores lectores, a quienes está dirigido, puedan descubrir el interés mostrado por el eterno Guerrillero del Tiempo hacia el estudio, los libros y la lectura, así como las travesuras realizadas junto a sus amigos y su afición al deporte y al contacto con la madre naturaleza.

Muchas más anécdotas podrán encontrar los Ismaelillos que se acerquen al príncipe enano que una vez fue, es y será ese gran hombre de la historia de Cuba y el mundo, porque Fidel jamás renunció a su yo niño, el cual liberaba cada vez que se reunía o departía con esas adorables criaturas que le son tan necesarias a la familia humana como la luz a las plantas, el aire a las aves y el agua a los peces.

Estoy seguro de que la amena lectura de Un niño llamado Fidel Alejandro devendrá una suave caricia al mundo mágico de la imaginación y la fantasía, no solo de los diminutos lectores, sino también de los adultos que no han renunciado ni renunciarán jamás a mantener vivo su yo niño.