A la manera de Mónica

A la manera de Mónica

  • No en balde Abel Prieto le reconoce que atienda tanto la salud del cuerpo como la del alma; y Miguel Barnet como una “primera dama” de nuestra UNEAC. Imagen del documental
    No en balde Abel Prieto le reconoce que atienda tanto la salud del cuerpo como la del alma; y Miguel Barnet como una “primera dama” de nuestra UNEAC. Imagen del documental

No podía ser de otra manera; eso lo sabía con la Productora de Audiovisuales Octavio Cortázar de la Uneac, la habanera Lourdes Prieto Pérez-Castañeda (Lourdes Prieto, como todos la conocemos) por sus 35 años cuando comenzó como directora asistente del ICAIC y 29 como directora documentalista, y profesora universitaria y decenas de obras además con grandes nombres del cine cubano y con la República Dominicana, Puerto Rico, México, Estados Unidos y Europa; sobre figuras cumbres de la cultura como Mendive, “la pequeña Aché”, Daniel Santos…, comunidades como Centro Habana, y ganadora de numerosos lauros en el concurso Caracol de la Uneac, otros por la Asociación cubana de la prensa cinematográfica, el Círculo de Cultura de la Unión de Periodistas de Cuba, el Cine´Plaza, la Muestra de Cine Joven, y en eventos internacionales como el Nuevo Cine Latinoamericano y en España, y por supuesto, el Premio Mariposa Cultural incluido este, su más reciente documental A mi manera, cuya “premiére” se pudo disfrutar a las 7 pm del miércoles 20 de septiembre de 2017 en la sala # 3 del multicine Infanta.

También lo sabía yo, que ya había presentado a la Dra. Mónica Ivonne Álvarez Mesa en dos artículos en este portal de la UNEAC en agosto del 2016, sobre su proyecto cultural comunitario en el Hospital Calixto García, a estos efectos “como un municipio especial” que ahora nos ratifica… y a pesar de saberlo, siempre nos sorprende. Un caballito de madera es el detonante para introducirnos en la intimidad de sus sueños, autenticidad que también evidencia su vigilia y escapa a las versiones conscientes, recurso con el que se avanza hacia una historia de vida cuya privacidad descarna cada contexto histórico, social, familiar, comunitario, en que Mónica ha logrado marcar la diferencia.

Se agradece a esta obra aportar de tanto que falta aún de nuestra historia reciente supuestamente tan conocida, siempre incompleta si no se apela a la memoria de sus protagonistas: la Federación de Estudiantes de las Academias Privadas (FEAP; luego, “y públicas”, FEAPP, de las que fue Coordinadora y se fundó en su casa de Casablanca); los carnavales de 1962 en que nació la comparsa de la FEU (año de la Reforma Universitaria, Mónica dejó inconcluso Derecho diplomático para estudiar Medicina y era de la comisión organizadora por la Feu) y el nuevo ritmo mozambique de Pello el Afrokán inició bajando la Escalinata Universitaria con su clásica rubia, sus otros bailadores y todo su conjunto instrumental. En la hermosa y tan apropiada banda sonora de este documental, no podían faltar My way (Frank Sinatra) y Mónica (Los Ángeles)  

Con esa cima imborrable de la cultura cubana que es Meme Solís, organizó la despedida de la Dirección Regional de Salud de Diez de Octubre con los modelos, coristas y todo el elenco y show completo del cabaret Atlantic que él dirigía, y el evento concebido privado devino público y la comunidad se incluyó participativa, hubo hasta una pipa de cerveza: triunfaba su vocación promotora y a la cultura comunitaria, y las descargas de Meme en su casa durante sus cumpleaños, preceden a su Premio Mariposa ya tan prestigioso para artistas y científicos, desde que un paciente jardinero del Parque Lenin le regaló docenas de mariposas como nuestra flor nacional, ella comenzó a obsequiar en ramitos a sus invitados en su cumpleaños, luego diploma por selección y ha llegado a ser todo un festival, un espectáculo según Luberta, quien por tanto enfatiza, aun contra la modestia de la entrevistada, que Mónica “de artista frustrada nada”, pues ha logrado todo lo que se ha propuesto y deseado, “tiene ese don”.

Ya Mónica había atendido Relaciones Públicas del proyecto Audiovisual Todo mezclado, de la empresa Escenarte. Su temprana devoción por el cine la llevó a ser guionista y directora con Arístides Pumariega de El bolero en el cine, y ahora en este documental, Humphrey Bogart (uno de sus iconos) recrea en ella su mirada, en vez de en Ingrid Bergman; para el Triunfo de la Revolución basta el elocuente “CUBA LIBRE” a la entrada del túnel de La Habana.

Mónica nos confiesa en la medicina y su docencia, su motor impulsor por la mayor calidad de vida a sus pacientes, trasmitir sus experiencias profesionales, y porque también es arte, sobre todo su especialidad la dermatología, con sus cruzadas contra las agresiones a la piel por el exceso de sol, los “piercings” y los tatuajes. No en balde Abel Prieto le reconoce que atienda tanto la salud del cuerpo como la del alma; y Miguel Barnet como una “primera dama” de nuestra UNEAC, en la que tanto cariño y respeto ha sabido ganarse a pura obra, talento y tesón, como demuestran los tantos hitos que responden gustosos a sus llamados más íntimos como sus cumpleaños, y a los más públicos, como su Premio Mariposa, ya todo un ansiado festival de la cultura cubana.