Dr. José Loyola: “Yo soy un músico universal”

Momentos significativos de la UNEAC en el 2016

Dr. José Loyola: “Yo soy un músico universal”

Etiquetas: 
UNEAC, Asociación de Músicos, Boleros de Oro, entrevista
  • Según el Dr Loyola, "mi gusto personal no es por un género específico, sino por toda la música cubana".
    Según el Dr Loyola, "mi gusto personal no es por un género específico, sino por toda la música cubana".

Para quien no conozca la trayectoria artística y personalidad del Dr. José Loyola Fernández (Cienfuegos, 1941), la frase por él pronunciada durante esta entrevista pudiera parecer pretenciosa.

Flautista, compositor, musicólogo, pedagogo y promotor cultural. Ha dedicado también muchos años de su existencia a ocupar cargos de dirección en las organizaciones de los creadores cubanos: inicialmente, en la entonces llamada Brigada Hermanos Saíz y más tarde en la UNEAC, donde por tres lustros ocupó el cargo de vicepresidente primero.

La celebración este 2016 de sus 75 años de fecunda vida y la próxima realización del XXVI Festival Internacional Boleros de Oro, del cual es presidente-fundador motivaron al Sitio de la UNEAC a ir al encuentro de quien además es dueño de una manera de decir amena e inteligente.

Loyola, ¿influyó en algo su gusto personal cuando en 1987 organizó el Primer Festival Boleros de Oro?

No. Mi gusto personal no es por un género específico, sino por toda la música cubana. Lo que pasa es que ese era el lado flaco. El son tenía más aceptación, por ejemplo.

Entonces yo me concentré en los que necesitaban más atención en aquellos momentos y escogí el bolero, como después escogí el danzón.

No es porque me guste una cosa más que la otra. Me gusta toda la música. Desde Beethoven hasta Matamoros. Lo que ocurre es que, como promotor, uno tiene que escoger a qué le vas a dedicar el tiempo.

¿Qué hago yo con ponerme a promover ahora el reguetón? Si lo oyes en una guagua, donde no quieres escuchar esa música y, sin embargo, te la imponen.

¿Qué hago con ponerme a promover lo que no necesita promoción? Hay que promover lo que está carente de difusión.

¿Qué ganas con promover a un artista famoso? Tienes que promover a un talento desconocido. Ese es el que necesita que se le dedique tiempo hasta que él camine. Eso fue lo que pasó con el bolero.

Sabemos cuánto ha aportado el Festival a la revitalización del bolero dentro y fuera de Cuba. ¿A usted, como músico, cuánto ha contribuido la experiencia de este evento?

Uno siente satisfacción cuando ve que está obteniendo un determinado resultado, como es el caso del Festival del Bolero. Esa es la satisfacción que uno tiene.

Claro, todas las cosas necesitan un liderazgo. Necesitan un orientador, una pujanza, porque las cosas espontáneas no se encaminan.

Además, es importante la capacidad que pueda tener uno para aglutinar, entusiasmar a las personas alrededor de una idea. Ese es el liderazgo que yo he ejercido por mis conocimientos y el tiempo que he estado en la música popular y también en la de concierto.

¿Pero siente que le ha beneficiado en lo artístico o que le ha privado de su tiempo para la composición, para el estudio?

No se puede decir que me robe tiempo. El manejo del tiempo es un problema de organización de la persona. El tiempo transcurre independientemente de nosotros. Es un concepto que hemos utilizado, pero el tiempo transcurre solo.

Ahora, ¿cómo tú te metes dentro de ese tiempo? Pues organizando, estructurando las actividades que vas a hacer. Jerarquizando qué voy a hacer ahora y qué después. Esa es la vida y a mí la vida me gusta vivirla con intensidad.

Usted también ha sido durante muchos años profesor del Instituto Superior de Arte…

“Soy fundador del ISA. Incluso, fui primero profesor de composición y otras asignaturas afines, y después su primer vicerrector. Organicé ese centro con el Dr. Mario Rodríguez Alemán.

A mí me gusta enseñar y eso me permite investigar, me permite estar actualizado y estar cerca de los jóvenes, porque mis alumnos lo son”.

¿En qué momento es que crea la Charanga de Oro, su actual agrupación?

La charanga surgió en 2003 y han sido trece años de un trabajo sostenido, experimental, porque charangas hay muchas, pero yo me propuse hacer una con un repertorio, con una sonoridad diferentes.

También quise rescatar el sonido charanga, que es el sonido original de Cuba.

¿La Charanga le debe su nombre al Festival?

“En determinado momento fuimos a la República Dominicana a un concierto de Boleros de Oro en esa nación. A esa orquesta, que era el embrión de esta, le pusimos Boleros de Oro.

Cuando regresamos seguimos con ella y en un ensayo les pregunté a los músicos qué nombre le íbamos a poner. Ahí el baterista, Julito Zaldívar, dice: ¿Esta no era la Orquesta Boleros de Oro? Pues así mismo: Charanga de Oro.Y se quedó así.

Imagino se sienta satisfecho con todo lo que ha podido abarcar a lo largo de su carrera artística…

“He transitado por la composición, la interpretación, la pedagogía, la investigación y la promoción. Trato de armonizarlo todo con mi trabajo.

Yo soy un músico universal. No porque haya recorrido el Universo, sino porque incursiono en todo lo que es el universo de la música.