Danzones y mambos en La Habana

Danzones y mambos en La Habana

  • Una de las sedes del evento
    Una de las sedes del evento

La Habana sigue su curso, con sus festivales, fiestas y bailes populares. Por estos días, del 21 al 25 de junio 2017, la UNEAC celebró su X Festival Internacional Danzón Habana, con una amplia programación: cuatro conciertos en el teatro América y cuatro en el teatro Mella con voces ya establecidas y jóvenes valores. También participaron cantantes de Venezuela, Panamá, Canadá, México.

Se presentaron documentales, se organizó un taller y un concurso internacional en la Sociedad Caribeña, con las orquestas de la vieja guardia danzonera: Orquesta Rubalcaba, Siglo XX, Estrellas Cubanas, Sublime, Piquete Típico de Danzonero y el Ballet de la TV Cubana.

El danzón salió a la calle en el Paseo del Prado, Salón Rosado Benny Moré, Círculo Social de Madruga.     

Uno de los platos fuertes es el Coloquio Internacional Danzón Habana, que organiza y preside Alicia Valdés. En esta edición contaron nada menos que con el Director de la Biblioteca Nacional José Martí, el Dr. Eduardo Torres Cuevas, quien ofreció una conferencia magistral titulada De lo criollo a lo cubano, que debería ser publicada por la importancia del tema.

En el coloquio estuvieron presentes especialistas como Juan Gaspar Marrero, Joaquín Borges Triana, Graciela Chao, Oscar Cañizares, Lino Neira, Alfredo Quintana, Antonio Towie, Luis César Núñez, Javier Méndez, Alegna Jacomino, Enrique Zayas, Ada Oviedo, César Pagano, Rafael Lam y una conferencia especial ofrecida por Olavo Alén quien demostró fehacientemente que la habanera no procede de la música afro bantú, no viene de afuera, sino que es un invento netamente cubano, propiamente de La Habana.  

Se tocaron temas de enorme interés, desde el Danzón-Mambo, Pérez Prado en su centenario, las parejas danzoneras, la interconexión entre el son y el danzón, Raimundo Valenzuela, Miguelito Cuní, Félix Reina y hasta temas de la timba que tiene la presencia del danzón-mambo. También la presencia danzonera en Cienfuegos, Trinidad, Matanzas.

Además de las presentaciones de libros, recitales de jóvenes cantores, y pianistas como Alejandro Falcón.

Con relación a los conciertos, quizás pudieran haberse explotado más a los cantantes, nos quedamos con ganas de escuchar algo más de algunas voces muy apreciadas y desconocidas. Estas presentaciones deben convertirse en un verdadero espectáculo, en el que los cantantes conversen con el público, comuniquen su procedencia y trayectoria, su trabajo musical en sus propios países. Es necesaria una comunicación más amistosa por parte de los participantes; hacer más amena su participación.

La asistencia a los teatros no fue la esperada, hay que crear un mecanismo con los círculos de abuelos, con las escuelas de música, quizás pensar en ofrecer los conciertos en horas que no confluyan con la telenovela brasileña que tiene sus fieles. No podemos olvidar que un evento de este tipo es costoso, lleva una gran orquesta, recibimos muchos visitantes y se trata de una de las músicas cubanas de fundación.

Por suerte, las presentaciones se grabaron para la Televisión Cubana y afortunadamente llegarán a todo el país y más allá; pero, en fin, todos estos eventos deben aprovecharse al máximo.

Este es el recuento del X Festival Internacional Habana Danzón que no debe pasar inadvertido, que no debe desaprovecharse. No olvidemos que estamos hablando de una música que sostiene con sus arcones de la nostalgia, el origen de nuestros ritmos. Recordemos que el viento se lleva muchas cosas buenas, memorables y necesarias, y el viento sopla fuerte en estos tiempos. Todos volvemos al rincón donde salimos, siempre se vuelve a lo perdido. Adolfo Pérez  Esquivel dijo una vez: “Si no sabes para dónde vas, regresa para saber de dónde vienes”.