Perfecta Alquimia Nacional por Guillén

Perfecta Alquimia Nacional por Guillén

Etiquetas: 
Plásticos, Las Tunas, exposición
  • Presidente de la UNEAC Carlos Tamayo, junto a uno de los participantes del salón. Fotos de la autora
    Presidente de la UNEAC Carlos Tamayo, junto a uno de los participantes del salón. Fotos de la autora
  • Miembros de la UNEAC en la galería de la UNEAC tunera. Fotos de la autora
    Miembros de la UNEAC en la galería de la UNEAC tunera. Fotos de la autora

Como expresó en cierta ocasión el chileno Pablo Neruda ¡si a Cuba tuviéramos que ponerle apellido, le diríamos Cuba Guillén! Y nada más cercano a la realidad porque Nicolás Guillén y sus obras han sido asumidos por los cubanos como símbolos de identidad nacional. Para sentir a Cuba basta escuchar su voz grave y melosa.

En busca de estimular un acercamiento de los más jóvenes a la obra Guilleniana, la Filial de la Fundación que lleva su nombre en esta oriental provincia, en coordinación con la Filial de Artistas Plásticos de la UNEAC, convocó al salón de Ilustración Alquimia Nacional.

Un total de 12 participantes exponen en la galería de la UNEAC. Entre las obras se encuentran, Ay, mi mulata de oro fino, de Carlos M. Casanova, técnica óleo/lienzo, Canto para soldado con la técnica de Acrílico/lienzo de José Cabrera, Mi patria es dulce por fuera (tríptico) con la técnica de fotografía/Papel, y Consificando las ideas del poeta, de Baire Cartaya Peña, con la técnica calado/cartulina, que de forma alegórica nos acerca por el mensaje implícito, a la paz del color blanco recreado entre mariposas y una paloma.

Como escribiera Jorge Torres, encargado de las palabras al catálogo, “los símbolos son elementos raigales de todas las construcciones culturales que en el mundo han existido y existen, son una especie de síntesis sublimada de los diferentes componentes de la identidad cultural de un grupo humano cualquiera y es a través de ellos, que cada pueblo o nación edifica los arquetipos y paradigmas culturales que los distinguen”.

Con la apertura de este salón los intelectuales y artistas tuneros con sus rubricas hicieron firme el respaldo al: Mensaje de la UNEAC a escritores, artistas y académicos estadounidenses.

De lo que sí estamos bien seguros los que habitamos esta tierra de hombres de bien es que: “Quien quiera conocer a Cuba y su pueblo, quien quiera saber de los cubanos con sus virtudes y defectos, quien quiera saber qué somos, de dónde venimos y hacía donde vamos, tendrá –gústele o no– que leer su poesía.

Todos lo sabemos”.