“El Centro de Estudios Martianos seguirá siendo un poderoso bastión y una formidable trinchera de ideas”

“El Centro de Estudios Martianos seguirá siendo un poderoso bastión y una formidable trinchera de ideas”

Etiquetas: 
Centro de Estudios Martianos, Armando Hart, Roberto Fernández Retamar
  • Fueron reconocidas varias personalidades por sus aportes a los objetivos del Centro. Foto: Rubén Ricardo Infante
    Fueron reconocidas varias personalidades por sus aportes a los objetivos del Centro. Foto: Rubén Ricardo Infante

“¿Adónde va la América, y quién la junta y guía? Sola, y como un solo pueblo, se levanta. Sola pelea. Vencerá sola”. [1] Vaticinio éste del Hombre redimido para América y para el mundo; para todos aquellos cuya honradez, modestia, sencillez y humildad —¡Americanos todos!—, continúan forjando lo mejor de los valores humanos promulgados por aquel Hombre quien aún continúa y continuará mostrando lecciones y destapando quimeras, como hacedor de realidades de los humildes, por los humildes y para los humildes.

Y acerca de esta enseñanza y entrega para todos los tiempos del más universal de los cubanos, nuestro José Martí, ha dedicado todas sus energías el Centro de Estudios Martianos (CEM), junto a su numeroso grupo de estudiosos, investigadores y académicos durante cuatro décadas. Cuarenta años, para bien y orgullo de la Mayor de las Antillas por tenerlo y rememorarlo minuto a minuto, y de guía y confianza para pueblos que “… serían en el continente la garantía del equilibrio (…) y la del honor para la gran República del Norte”. [2]

Una vez más, José Martí entre nosotros. Y, en esta ocasión, en la casa donde se conserva y persevera con muchísimo amor su infinito legado en obra y pensamiento desde hace cuatro décadas. Su directora, doctora Ana Sánchez Collazo, así lo confirmó ante un numeroso grupo de representantes de nuestra Cultura nacional, entre ellos, el doctor Armando Hart, director de la Oficina del Programa Martiano, al igual que su primer directivo a inicios del triunfo revolucionario; el prestigioso escritor Roberto Fernández Retamar y el Héroe de la República de Cuba, René González.

Y es que cuarenta años podrán pasar muy rápidamente en el tiempo, más no así en un espacio en que fueron memoria viva sus nexos familiares más cercanos y donde también más tarde investigadores, académicos, profesores, estudiantes, gente de pueblo, en general, le visitan siempre con el sano objetivo de la búsqueda y profundización en el conocimiento de uno de los más grandes hombres de nuestra América y del Guía Intelectual de una Revolución que ha trascendido y continúa trascendiendo fronteras, al ejemplificar en la práctica aquello de Patria es Humanidad.

Durante su intervención, la principal directiva del CEM, recordó que: “desde el 19 de Julio de 1977 en que abrió sus puertas para cumplir con el compromiso histórico que reclamara Julio Antonio Mella (desde 1926): Martí, su obra, necesita un sitio desvinculado de los intereses de la burguesía cubana para guiar su obra revolucionaria considerándola su antecedente histórico”. Así, el doctor Armando Hart Dávalos, Ministro de Cultura en aquel entonces, propuso su fundación (…) y nuestro invicto Comandante en Jefe Fidel Castro aprobó el Decreto Número Uno, en 1977, definiendo las funciones de este Centro.

“Producción y difusión de la vida y la obra del Autor Intelectual del Asalto al Cuartel Moncada y Guía de la Generación del Centenario liderada por Fidel, ha sido la labor fundamental del Centro de Estudios Martianos durante cuatro décadas”, destacó la doctora Sánchez Collazo para seguidamente resaltar las tareas de sus equipos de investigación “que marchan según el cronograma, al igual que el número de artículos publicados por nuestros investigadores y la socialización de sus resultados a través de conferencias, conversatorios, ponencias, publicaciones y eventos nacionales e internacionales”, además de rememorar las figuras de inolvidables intelectuales martianos como fueron, entre otros: Cintio Vitier, Ángel Augier, José Cantón Navarro, José Antonio Portuondo, Julio Le Riverend y Salvador Arias. Un legado cultural heredado de los seguidores del pensamiento martiano.

Mencionó asimismo, como una de las labores más prominentes del Centro que dirige, la realización de la Edición Crítica de las Obras Completas de José Martí, iniciada por los intelectuales cubanos Cintio Vitier y Fina García Marruz, y continuada hoy por el doctor en Ciencias Históricas doctor Pedro Pablo Rodríguez López, al frente de un equipo de experimentados investigadores; labor que ya abarca un total de 33 tomos; al igual que la del equipo dedicado a los estudios referidos al Partido Revolucionario Cubano (PRC), y el de Estudios Literarios.

Igualmente, el Portal José Martí, cumplió diez años de creado, donde se expone y defiende el programa martiano. El CEM cuenta además con una biblioteca especializada que atesora más de 23 mil materiales bibliográficos.

Entre las distinciones que ostenta el CEM se encuentran: Orden Félix Varela, Premio de la Academia de Ciencias de Cuba, La Utilidad de la Virtud, otorgada por la Sociedad Cultural José Martí, además de recibir la denominación de Centro Destacado por parte de instituciones científicas del país.

La doctora Sánchez Collazo enumeró entre los retos más importantes del CEM: el fortalecimiento de las cátedras martianas en las redes internacionales y en nuestras universidades y, en lo fundamental y atendiendo al momento histórico en que vive nuestro país —signado por la profunda guerra de pensamiento que se nos impone por parte del gobierno de los Estados Unidos—, “debemos trabajar para, desde la academia, encontrar las vías más idóneas para transmitir y acercar el legado martiano a las nuevas generaciones pues, como señaló nuestro entrañable Cintio Vitier sabemos que nuestra tarea fundamental está en asumir nuestra historia, y el escudo invulnerable de nuestra historia es José Martí.

“Continuaremos trabajando con el orgullo en la confianza y el deber cumplido a través de cuarenta años de trabajo, e inspirados en el pensamiento martiano, en nuestro invicto Comandante en Jefe Fidel Castro, en Raúl, y en los principios inclaudicables de nuestra Revolución. El Centro de Estudios Martianos seguirá siendo un poderoso bastión y una formidable trinchera de ideas”, concluyó.

Durante la actividad se efectuó la cancelación de un sello postal conmemorativo por el Aniversario 40 del CEM —con la imagen de Cintio Vitier y un valor facial de 65 centavos para el franqueo—; al mismo tiempo de llevarse a cabo la entrega de medallas y distinciones Aniversario 40 del CEM, “a fundadores y trabajadores que cumplieron aniversarios cerrados de labor en esta institución”.

Notas:

[1] Discurso pronunciado en la velada artístico-literaria de la Sociedad Literaria Hispanoamericana a la que asistieron los delegados a la Conferencia Internacional Americana. 19 de diciembre de 1889. T. 6, p.138).

[2] Periódico Patria, 17 de abril de 1894, T. 3, p.141.