Cuba, savia para la Historia

Fiesta de la Cubanía 2017

Cuba, savia para la Historia

  • Los escritores Alejandro Ponce, Erwin Caro y Luis Carlos Suárez, debatieron en panel acerca de la novela histórica en Cuba. Foto de la autora
    Los escritores Alejandro Ponce, Erwin Caro y Luis Carlos Suárez, debatieron en panel acerca de la novela histórica en Cuba. Foto de la autora

En Cuba sucede un fenómeno muy peculiar, el préstamo con frecuencia de los personajes de la realidad para hilvanar la imaginación de escritores de novelas en sus textos que suelen ser concebido en contextos reales sin faltar por ello a la historiografía.

Acerca de esta temática se debatió en la Fiesta de la Cubanía, en Bayamo, celebración que concluyó el 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana.

Los escritores Alejandro Ponce, Erwin Caro y Luis Carlos Suárez, debatieron en panel acerca de la novela histórica en Cuba, espacio que fue seguido por un público fiel a las presentaciones literarias de estos autores, poetas y editores de Granma, reconocidos por su obra.

La librería Ateneo Silvestre de Balboa prestó su amplio salón al debate de argumentos, entre ellos la predicción hecha por Ponce de que muy pronto las fronteras entre narrativa de ficción e historia serán borradas y se podrá disfrutar sencillamente de una buena propuesta sin pensar en los géneros.

Las prestaciones que hace la historia al periodismo y la literatura, cómo estos enriquecen los acontecimientos y los desmenuzan acercándolos a más y más lectores con técnicas y lenguajes, cambiando de persona discursiva y poniendo emociones a cada línea, fue tema obligado.

Se citaron a grandes novelistas cubanos del siglo XX y del XXI, Alejo Carpentier, Leonardo Padura y por supuesto no se puede obviar en un momento así al joven bayamés Evelio Traba Fonseca, que con solo 27 años escribió su primera novela, histórica por demás, La concordia, Accésit del Premio Latinoamericano y Caribeño Alba Narrativa.

Traba Fonseca incursiona de nuevo durante el 2016 en las fisuras de la historiografía y devela una nueva imagen de Carlos Manuel de Céspedes en la novela El camino de la desobediencia, recién presentada en La Habana por la Editorial Boloña de la Oficina del Historiador de la Ciudad. A esta obra, deseada y esperada por cubanos y bayameses se le dedicó también tiempo en el debate, y fue una de las principales motivaciones de la concepción del mismo.

La relación interminable y mutuamente beneficiosa entre la literatura y la historia, los conceptos que se manejan de una y otra, fueron expuestos con la claridad y contundencia a que nos tienen acostumbrados los panelistas citados. Los que también sugirieron  lecturas y autores a este público siempre ávido de lo mejor de las letras cubanas.