Palmas y Cañas: 55 años de su salida al aire

Palmas y Cañas: 55 años de su salida al aire

  • Palmas y cañas, espacio estelar para la difusión de la música campesina en Cuba. Foto tomada de Internet
    Palmas y cañas, espacio estelar para la difusión de la música campesina en Cuba. Foto tomada de Internet

Palmas y Cañas, con guión y dirección del escritor y realizador José Miguel Mena, miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), y conducción del locutor José (Pepe) Mejías, está cumpliendo 55 años de su salida al aire por el Canal Cubavisión de la Televisión Nacional.

Dicho programa, que se transmite los domingos, en el horario de 7:00-8:00 pm, incluye disímiles expresiones de la poesía y la música campesinas: décimas, improvisaciones, seguidillas, tonadas, controversias y punto guajiro, mientras que su carta de presentación es: “donde nace lo cubano”.

Este espacio salió en pantalla, por vez primera, el 19 de octubre de 1962 e inicialmente, fue dirigido por el veterano realizador Antonio Vázquez Gallo (1918-2007).

En los primeros programas, la controversia estaba a cargo de Francisco Reyes (1917-1978), El Cacique Jaruqueño. A la salida de Reyes, lo sustituyó el poeta repentista e improvisador Justo Vega (1909-1993) para integrar un emblemático dúo con el maestro Adolfo Alfonso (1924-2012).

Una de las secciones más emotivas del programa es, precisamente, la controversia, donde se establece un contrapunteo entre los poetas, bien en el estudio del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), que radica en el capitalino edificio Focsa, o en exteriores.

A este cronista no le asiste la más mínima duda de que las controversias más evocadas por la teleaudiencia nacional son —sin discusión alguna— las entabladas por la sin igual pareja Vega-Alfonso. 

Los talentosos improvisadores se mantuvieron en el programa durante más de un cuarto de siglo. De ese dúo inolvidable, hay grabaciones en CD y documentales. Uno de esos audiovisuales, La última controversia, fue filmado en 1988 por el realizador Sergio Núñez, y en él se ofrece una vívida estampa de esos dos carismáticos poetas e intérpretes de la décima campesina.

Acerca de las disputas poéticas con Vega, Alfonso comentó:

“Las discusiones en la televisión y en la radio, eran simplemente parte de nuestro trabajo A [Justo] no le gustaban las bromas, pero al público eso lo atraía y había que hacerlo, porque era lo que [más] llamaba la atención. Comenzábamos cantando serio y en cuanto surgía cualquier palabra que tuviera algo de broma o que solamente la insinuara, él cambiaba el carácter por completo y se disgustaba realmente, pero cuando terminaba el programa éramos “amigos del alma” para decirlo con palabras de José Martí cuando se refería a la relación afectivo-espiritual que lo unía al doctor Fermín Valdés Domínguez […]”. 

Por otra parte, “Justo Vega tenía un respeto absoluto [hacia] todo el pueblo y estaba dedicado por entero a su trabajo. Para mí fue un hombre extraordinario, muy valioso. Creo que cuando se escriba [la historia de] la décima en Cuba, necesariamente habrá que mencionarlo […], por los grandes aportes que hizo a ese género poético y musical genuinamente cubano”.

Otros cultores del género controversia, que participaron (o continúan participando) en ese espacio vespertino-nocturno fueron Martín Rodríguez y Minerva Herrera, Gilberto Morales y Cecilio Pérez, Jesús Rodríguez y Omar Mirabal, Onel Zamora y Emiliano Sardiñas.

Durante todo el tiempo que Palmas y Cañas ha estado —y estará— en pantalla, han transitado por el guateque televisivo artistas de la talla excepcional de Ramón Veloz (1927-1986), Coralia Fernández (1927-1988), quienes desempeñaran la función de conductores y cantantes, Celina González (1929-2015), la Reina de la Música Campesina, Inocente Iznaga (1930-2012), El Jilguero de Cienfuegos, el Dúo Los Compadres y los laudistas Miguel Ojeda (1921-2010) y Raúl Lima (1920-2012).

En el más de medio siglo de transmisión ininterrumpida, se han incorporado a su elenco artístico los más significativos exponentes de la poesía y la música campesinas en la mayor isla de las Antillas. Entre ellos, podríamos citar: el Conjunto de guitarras del maestro Miguel Ojeda —con Orestes Jiménez, Victor Benemelis, Magín Cabrera y Evelio Calderón— Reutilio Domínguez (1927-1972), Gilberto Morales (Guambín), Cecilio Pérez (Guambán) y Radeúnda Lima (1923-2005).

En el programa han actuado los conjuntos Palmas y Cañas, Campo Alegre, y en ocasiones, agrupaciones charangueras (por ejemplo, la Orquesta Sensación), invisibilizadas casi por completo en nuestros medios masivos de comunicación, así como Martica Morejón, Angelito Valiente, Jesús Orta Ruiz (1922-2005), Indio Naborí, Carmelina Barberi, Hidelisa Pérez, Pablo León, Francisco Pereira, Orlando Laguardia, Rigoberto Rizo, Rafae Rubiera y José Antonio Cepero Brito (1918-1989).

Entre los artistas, se encuentran —entre otros/as— Tomasita Quiala, Ernestina Trimiño, Emiliano Sardiñas, Onel Zamora, Marisol Guillama, Jorge Luís Hernández, Tony Iznaga, El Jilguerito, María del Carmen Prieto, Ernestico Guerra, Leandro Camargo, Albertico y Aramis Padilla, Oniesis Gil, el Conjunto Palmas y Cañas y el Ballet Rumores del Hormigo.

Palmas y Cañas, que desde su fundación cuenta en el apoyo incondicional de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), deviene uno de los espacios más añejos de la televisión cubana, y ha logrado mantenerse en el aire no solo por su indiscutible empaque estético-artístico, sino también porque es expresión legítima de un género poético y musical, cubano por excelencia, que nació, creció y se consolidó en los campos de nuestra exuberante geografía insular.