Ricardo Isidrón: “Zenia sigue viviendo, cuando se abre el telón”

Ricardo Isidrón: “Zenia sigue viviendo, cuando se abre el telón”

  • Ricardo Isidrón, director artístico de múltiples espectáculos en los que participó la vedette. Foto de la autora
    Ricardo Isidrón, director artístico de múltiples espectáculos en los que participó la vedette. Foto de la autora
  • Zenia Marabal Premio Nacional de Teatro, de Humor, y miembro Emérito de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)
    Zenia Marabal Premio Nacional de Teatro, de Humor, y miembro Emérito de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)

El 16 de septiembre, se cumplió siete años de la desaparición física de la Premio Nacional de Teatro, de Humor, y miembro Emérito de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Zenia Marabal; la cual, próximamente cumpliría 90 años, por ello la web de la UNEAC entrevista a Ricardo Isidrón, director artístico de múltiples espectáculos en los que participó la vedette; para así homenajear a una gran cubana de los todos los medios dramáticos.

Comente sobre la calidad profesional de Zenia Marabal…

Zenia era una actriz muy completa, así la tengo en mi memoria, porque le vi cantar, bailar, además de actuar; muy versátil. Tenía una gracia propia, un sello, una gran proyección escénica y sabía cómo moverse en el teatro. Era todo una profesional.

Se dice que el humor es una característica intrínseca del cubano, pero ¿Por qué Zenia es recordada como comediante?

Zenia fue una seguidora del teatro bufo, por eso hizo El Velorio de Pachencho, Papa Montero, obras del vernáculo escritas a principio del siglo XX, donde aprendió cómo hacer reír; Zenia tenía ese don, ella tenía una voz que matizaba, que sabía dónde puntualizarla y una mirada que solamente con el movimiento del rostro hacía reír.

¿Qué le queda de Zenia Marabal?

Yo jamás tuve que esperar porque Zenia llegara, eso es un ejemplo, Zenia en los últimos tiempos de su vida, con problemas personales profundos, no dejó de ensayar nunca. A Zenia nunca se le olvidó un texto en las tablas, a pesar de trabajar hasta una edad bien avanzada, dejaba tras telón toda la cantidad de problemas que tenía, los cuales no eran poco, ni secreto para nadie y en el escenario era la actriz que el público estaba esperando.Yo recuerdo eso con mucho amor y mucho cariño. Sus compañeros, como Nelson Dorr, Cirita Santana, Maikel Sánchez, Luis Castellanos… muchos que trabajaron al lado de ella, se sentaron a escucharla, para aprender al lado de Zenia. Para mí Zenia sigue viviendo, cuando se abre el telón.