Se mueven los caracoles

Concurso Caracol 2017

Se mueven los caracoles

Etiquetas: 
Concurso Caracol 2017
  • Jesús Cabrera se refirió a su vinculación con la televisión cubana, el ICRT,  la FAMCA y su quehacer como director de importantes espacios. Foto del autor
    Jesús Cabrera se refirió a su vinculación con la televisión cubana, el ICRT, la FAMCA y su quehacer como director de importantes espacios. Foto del autor

La XXXIX edición del Caracol fue iniciada esta mañana con una conferencia del Dr. Honoris Causa de la Universidad de las Artes Jesús Cabrera acerca de su participación en el quehacer televisivo cubano.

En las palabras de apertura al evento, Rosalía Arnáez, presidenta de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) agradeció la participación de un número importante de materiales en concurso y la asistencia de realizadores, periodistas y miembros de la Sección de Crítica e Investigación, adscrita a esta asociación.

Jesús Cabrera se refirió a su vinculación con la televisión cubana, después con la fundación del Instituto Cubano de Radio y Televisión, la Facultad Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) del entonces Instituto Superior de Arte, hoy Universidad de las Artes de Cuba y su quehacer como director de importantes espacios.

Sobre su experiencia en la FAMCA confesó en una entrevista: “Resultó más que un reto, un deseo. En el último año que estuvo Ismael González, Manelo, como presidente del ICRT, a otros directores y a mí nos convocaron a una reunión donde había compañeros del Comité Central y se iba a leer el informe con el trabajo del año. Cuando él terminó pedí la palabra.

No me fijé que estaba el compañero Raúl Castro. Le manifesté a Manelo que me había gustado mucho el informe, que era muy crítico, pero que me extrañaba que él, que siempre había defendido la docencia, no hablara de ella. Entonces Raúl me preguntó por qué decía eso. Le respondí que a nosotros los directores nos exigían título universitario, y hay muy pocos que lo tienen, porque nos hemos dedicado a hacer muchos programas de televisión y no alcanza el tiempo para estudiar. Me recordó que ya había una escuela, la de Cine, Radio y Televisión, de San Antonio de los Baños, y le recordé que esa no era para los cubanos. Me dijo: ya la tendrán. Una semana después me llama la secretaria de Armando Hart y me informa que tenía una reunión con el ministro al día siguiente a las diez de la mañana.

Cuando llegué ya estaban Manelo, Julio García Espinosa,  entonces presidente del ICAIC, y Tony Rodríguez, el rector del ISA. Me dijeron que tenían una encomienda de Raúl, y que pensaban que la persona idónea para dirigir el diseño de una facultad era yo. Les agradecí, y les expresé que yo había dado muchas clases de dirección, pero de ahí a que haga un diseño con los métodos y con los problemas que tiene la docencia artística... Me dijeron que me pondrían sicólogos, asesores… e hicimos una comisión de 19 personas compuesta por directores de radio, cine y televisión, sonidistas, productores y fotógrafos, las cinco patas de una mesa.

Empezamos a hablar de nuestras dificultades en atender el oficio, porque no había una carrera idónea para ello. A partir de nuestras deficiencias hicimos un modelo de especialistas que aún tiene vigencia. Lo discutimos en el ISA delante de todo el profesorado, y nos hicieron muy pocas recomendaciones.

Entonces fuimos al Ministerio de Cultura, lo defendimos y nos dieron la aprobación de la carrera. Le dije a Hart que ya estaba el modelo de estudio de especialistas, que nombrara él al decano. Me respondió que ya estaba nombrado, que era yo. Ya yo no trabajaba en la televisión desde 1987. Estaba haciendo varias cosas, entre ellas una película en Pinar del Río sobre la vida del capitán San Luis. Tenía como cuatro o cinco Día y noche.

Entonces me dijo: hágalos, pero también dirija la facultad. A mí me costó mucho trabajo. Esto que te menciono fue lo único que hice en los doce años que fui decano. Yo le había dicho que estaría solo dos años y luego me iba a hacer mi trabajo, que es lo que más me gusta, también la docencia, pero dirigir programas mucho más. Me enamoré de la facultad y todavía estoy recogiendo éxitos de los muchachos. Ahí está Ian Padrón, que fue alumno eminente en mi época, y muchos otros. Es cierto que se han ido algunos porque han encontrado donde trabajar. Ha habido una crisis aquí que les han obligado a buscar trabajo en otros lugares”.

La intervención de Jesús Cabrera es también una manera de contar las historias de nuestros medios desde la voz de sus protagonistas. Junto a los participantes al evento, se encontraban Pedro de la Hoz, vicepresidente de la UNEAC, Roberto Smith, presidente del Instituto Cubano de Arte e Industrias Cinematográficas (ICAIC) y Waldo Ramírez, director general de la Televisión.

Con este primer encuentro se abren las jornadas de debate del Caracol, comienzan a moverse.