Dos vidas consagradas a la televisión

Dos vidas consagradas a la televisión

Etiquetas: 
Convención de Radio y Televisión Cuba 2017
  • Fernando Virgos García. Foto: Reno Massola
    Fernando Virgos García. Foto: Reno Massola
  • Julio Armando Vega Quintero. Foto: Reno Massola
    Julio Armando Vega Quintero. Foto: Reno Massola

Recientemente en el Palacio de las Convenciones tuvo lugar la entrega de los Premios Nacionales de Televisión 2017. En esta ocasión merecieron el lauro dos hombres a quien este arte les debe mucho, Fernando Virgos García y Julio Armando Vega Quintero.

El primero, fundador de la televisión cubana, posee larga trayectoria como sonidista, además de desempeñarse notablemente como operador de control maestro, productor, asistente y director de los programas Veinte mil leguas de viaje submarino, El circo en TV, Amigos y sus amiguitos, Cachucha y Ramón, Revista de la mañana, entre otros. Casi dos décadas, exactamente 18 años, estuvo al frente del programa Farvisión, trasmitido en los años 90, el cual centraba su argumento en las actividades de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.  

En tanto Vega Quintero tuvo una meritoria labor como escenógrafo de los programas Teatro en TV, El cuento, Cocina al minuto, este último tan gustado por los amantes del arte culinario, así como El circo en TV, Sherlock Holmes, Qué traigo aquí, Nuestros hijos y Médico de guardia.

A veces como espectador uno se pregunta ¿Cómo le fue posible desarrollar tan fecunda labor? Una vida no alcanza para mí. Pero no es cierto. Sus ejemplos constituyen la prueba de que solo se necesita esfuerzo, dedicación y entrega, factores imprescindibles para el éxito. “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día”, dice el viejo refrán y guarda mucho de verdad la frase.

Por otra parte, el Instituto Cubano de Radio y Televisión debe brindar una mayor atención a aquellas personalidades que enriquecieron nuestros medios, uno de los mayores reclamos de la pasada edición del XXXIX Concurso Caracol de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, finalizado el sábado 4 de noviembre. No pueden quedar en el pasado figuras esenciales de la pantalla chica, sería abrirle paso al olvido  y un pueblo sin memorias no tiene futuro.