Los espacios vivenciales de José Julián Martí

Los espacios vivenciales de José Julián Martí

Etiquetas: 
Galería Villa Manuela
  • La exposición estará a disposición del público hasta el próximo mes. Foto: Rubén Ricardo Infante
    La exposición estará a disposición del público hasta el próximo mes. Foto: Rubén Ricardo Infante

Desde su nombre incita a la historia, a la búsqueda y a la inexorable memoria ligada al más universal de los cubanos, José Martí. Pero esta vez, el autor es de otro tiempo, fotógrafo con 49 años de experiencia y para más señas, discípulo de Alberto Díaz (Korda).

Un total de 29 fotografías recogen semblanzas que dialogan con el pasado, el presente, e instauran miradas al futuro. Su más reciente muestra, Espacios Vivenciales se exhibe en la Galería Villa Manuela de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) hasta diciembre. Temas como la insularidad, la migración, la vida rural y  los juegos de la infancia, en constante comunión con la historia, ocupan un rol determinante en su propuesta artística.

Para ello se vale de un excelente contraste de claros oscuros, donde es posible adueñarse de su discurso y establecer puntos de contactos a través de experiencias personales.

Varían los lugares, las personas, las labores y los amaneceres, estableciendo un juego lúdico con el propósito de despertar interés por ese fenómeno indiscutiblemente ligado a nuestra existencia: el tiempo y sus consecuencias. 

El autor no luce distante en su creación. Es fácil imaginárselo empinando un papalote que llega al sol, o cortando caña como un obrero más. Lo cotidiano cobra valor a partir de los protagonistas, gente común, con mucho que decir, quienes guardan secretos que tal vez deslumbren por el peso de su contenido.

No se vale de una gama de colores, el blanco y el negro encarnan la visión de las imágenes,  las cuales reflejan realidades tal y como son. Espacios vivenciales capta la atención del espectador al estimular emociones ocultas, a primera vista olvidadas, atesoradas en el inconsciente.

¿Cómo no respirar el aire de una fresca mañana o pasar por alto la sombra de un cuerpo? Esencias inherentes a cualquier individuo, donde es posible asistir a más de una revelación.

De formación autodidacta, José Julián Martí ha realizado exposiciones en Estados Unidos, Francia e Italia. En 1998 obtuvo el Premio del Salón Provincial de Fotografía Eduardo Abela, Artemisa, y en 2004 el segundo lugar en el Primer Festival Internacional de Foto Latina en París, entre otros reconocimientos.