De los cine club y de barrio a los grandes cines nacionales

De los cine club y de barrio a los grandes cines nacionales

  • El Cine Yara, uno de los más emblemáticos en el entramado cultural de la ciudad y una de las sedes del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. Foto tomada de Radio Rebelde
    El Cine Yara, uno de los más emblemáticos en el entramado cultural de la ciudad y una de las sedes del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. Foto tomada de Radio Rebelde

La conferencia de José Manuel Valdés Rodríguez hacia 1932 al Lyceum Lawn Tennis Club (fundado el 1 de diciembre de 1928 en Calzada entre A y B, Vedado) fue la primera valoración en público en Cuba del cine como arte y su función social. Según confirma la Dra. Concepción Otero Naranjo (El Vedado: historia de un reparto habanero; editorial UH, La Habana, 2015: 80). Al decir de Pedro Luis Jiménez Calvo (Centro Provincial de Cine La Habana; 2003) en los años 30 inicia el cine clubismo en Cuba, sobre todo en La Habana, con algunos aficionados y familias con recursos, asociaciones y clubes de todo tipo.

Estos clubes abundaban en El Vedado cada vez más en intenso movimiento artístico, intelectual y docente, y cuantiosos templos, parroquias y conventos, adquieren cámaras y proyectores no profesionales de 16 y de 8 mm para filmar sus actos sociales (bodas, bautizos, fiestas, reuniones o celebraciones importantes de sociedad, etc.).

También lo hacen y algunos materiales educativos para la docencia, divulgación científico- técnica o con fines artísticos, algunos intentos de ficción para un verdadero auge del cine aficionado ya en los años 40 con importantes documentales y sustancial aporte al cine católico cubano y la apreciación y promoción cinematográficas, con el soporte técnico y económico de empresas estadounidenses establecidas en Cuba y sobre todo la Kodak.

El 22 de octubre de 1947 (otros citan el 12 de marzo de 1948, se construía desde 1946) se inaugura el mayor complejo radial, discográfico y publicitario de Iberoamérica, inspirado en el Radio City de New York: el edificio Radiocentro S.A. (23 hoy # 258 entre L y M), sociedad anónima con negocios de radio, teatro, cine y publicidad, matrizar programas musicales, exportar radionovelas cuyos libretos cubanos vendían, autos Buick en la hoy farmacia y su representante la Balear Motors, y en los altos (hoy restaurante Mandarín), la Parker vendía materiales diversos, con acciones en alimentos disímiles, cine Arenal, velas El Santísimo y la compañía de construcción que en 1956 construiría y legaría sus siglas al cercano edificio FOCSA, una de las siete maravillas de la ingeniería cubana que con otros llamados rascacielos cubanos, definen La Rampa al este, barriada de artistas y bohemios, y el 10 (otros citan el 23) de diciembre de 1947 inaugura el cine teatro Warner (ya antecedentes de cine-estudio y cine-teatro en el Hollywood de Pumarejo), de los hermanos Warner y su célebre compañía hollywoodense la Warner Brothers, fastuoso suceso nacional aquí donde los hermanos Mestre al competir emisoras radiales, proyectaban unirlas en este Vedado previsto corazón de la capital, y este primer gran cine nacional sobre los cines de barrios.

La función de gala del Warner estrenó el antaño famoso filme estadounidense Night and Day (dura más de dos horas), dirigido por Michael Curtiz con CaryGrant, Alexis Smith, Jane Wyman, MontyWoolley y Eve Arden, sobre el compositor Cole Porter. Asistió el Presidente de la República Dr. Ramón Grau San Martín, y la entrada llegó a costar 10 pesos, muy caro entonces; cine que siempre ha incluido lo más novedoso de las salas cinematográficas del mundo.En enero de 1953 lo compran a la Warner Brothers y lo llaman Radiocentro, como todo el edificio; desde 1968, por el Centenario de La Demajagua, cine Yara y desde 1991, Centro Cultural CinematográficoYara.Cumplen la promesa a Evangelina Duré al comprarle estos terrenos: dejan una edificación al lado del cine y aumentó el valor de los terrenos, para su auge rampero. Seis plantas y media, 4,800 metros cuadrados, con su torre y antena a 40 metros (total: 385 pies) sobre el nivel del mar (cuarta altura habanera) que soporta vientos de velocidades jamás alcanzadas, ejemplo pionero del edificio polifuncional en la arquitectura racionalista cubana, que explicita sus múltiples usos. Con su torre CMQ-TV que inició por el canal 6, incorpora el lunes 18 de diciembre de 1950 la televisión cubana, apenas recién nacida en las inmediaciones.

El 20 de diciembre de 1953 surge el Cine Club Lumiére de gran impacto en las comunidades con charlas y conferencias; presidido por Osvaldo Ferrer seleccionaba las 10 mejores películas cada año hasta 1958; cerca del Radiocentro, frente al Departamento de Extensión Universitaria y el de Medios Audiovisuales, Valdés Rodríguez fundó los cine-clubes universitarios que con el Teatro Universitario, estimuló a futuros cineastas y aficionados al cine. No en balde su nombre lo ostenta la Escuela Municipal aún en 6 entre 5ta. y 3era., y al anfiteatro universitario en el edificio Varona, donde tantos filmes se mostró y debatió,a favor del cine aficionado llamadoscine clubes y la apreciación cinematográfica hasta sus más altos niveles con resultados excelentes que se extendían a numerosas instituciones y asociaciones de todo tipo e incluso, familias y otros particulares, como las exhibiciones cinematográficas por la Comunidad Hebrea de Cuba en su sede de 13 entre I y J, Vedado, desde 1953.