Retratos, miradas, perspectivas…

Retratos, miradas, perspectivas…

Etiquetas: 
Plásticos, Holguín, Fondo Cubano de Bienes Culturales
  • Obra “La Tropical Lisan” de Alfonso Tamayo Demetry. Foto del autor
    Obra “La Tropical Lisan” de Alfonso Tamayo Demetry. Foto del autor
  • Obra “La Tropical Lisan” de Alfonso Tamayo Demetry. Foto del autor
    Obra “La Tropical Lisan” de Alfonso Tamayo Demetry. Foto del autor

El retrato como expresión plástica y género que intenta representar la apariencia visual del sujeto, articula la exposición colectiva de artistas holguineros Retratos, que con el auspicio de la UNEAC y el Fondo Cubano de Bienes Culturales se exhibe en la galería El Zaguán.

Desde diferentes zonas, técnicas y poéticas se acercan los artistas holguineros al retrato como género pictórico: algunos optan por el estilo clásico y el realismo fotográfico, incluso el hiperrealismo; otros prefieren el autorretrato y obras con cierto matiz impresionista. Por otra parte, hay quienes prefieren explorar posturas ambiguas e intermedias dentro de los límites del retrato, incluso cargadas de intertextualidad, como ambiguo e intermedio es el propio arte posmoderno y sus múltiples exploraciones conceptuales y temáticas.

Por ejemplo, “Abalorios” (grafito sobre lienzo) de Ernesto Ceballo Hernández, recrea a un Vincent van Gogh (1853–1890) rodeado de los símbolos identificativos de la obra del famoso pintor postimpresionismo holandés: sentado, en pose para ser retratado, sobre sus piernas Van Gogh sostiene un garrón con girasoles, como el clásico “Jarro con doce girasoles” (1888) y detrás vemos la noche como la misma que obsesionara al desafortunado pintor en “La noche estrellada”. Por su parte, Ronald Guillén Campos nos entrega la interesante pieza “Obra por encargo de Bárbara Kruger” (acrílico sobre lienzo).

Dayamí Pupo Ávila en “Consumación de la utopía” (mixta sobre cartulina) retrata, vestidos con suntuosos trajes que recuerdan los viejos retratos de la tradición europea, sonrientes, aparentemente felices, vitales, como paradójicamente se les ve en ocasiones en la vida real, a una pareja de ambulantes holguineros, esos que vienen a caracterizar también el entramado citadino y el imaginario colectivo de cualquier urbe. Algo similar hace Juan Miguel Osorio Parra en “El Perfectivista” (mixta sobre lienzo) donde otro de estos personajes urbanos es objeto del retrato y la perspectiva escudriñadora del artista. La mirada triste, penetrante, recuerda aquella frase del pintor inglés Edward Burne–Jones (1833–1898): “La única expresión que se puede permitir en la gran retratística es la expresión del carácter y la cualidad moral, no nada temporal, efímero o accidental”.

Al respecto destacan también, por la exploración de las posibilidades del retrato clásico, las obras “Nora” (acrílico sobre lienzo) de Nielser Ricardo Maldonado y “Pensativa” (óleo sobre lienzo) de Yordan Suárez Ricardo, que recuerda tanto a los retratos infantiles del francés William-Adolphe Bouguereau (1825–1905). En ellas el realismo, aunque declarado, es secundario respecto a las cualidades tonales y el estado de ánimo de la obra. Similar sucede en la hermosa obra “El Capitano”, acrílico sobre lienzo de Hennyer Delgado Chacón, como si estuviéramos delante de una selfie fotográfica en tonalidades azules, y en “David el gigante”, acrílico sobre lienzo de Yolanda Rodríguez Hernández.

Jesús Rafael Borja Ochoa en “S/T” nos entrega una obra cargada de referentes y exploraciones, entre ellos el surrealismo y los cuadros del español Salvador Dalí (1904–1989). Lo mismo hace Alfonso Tamayo Demetry en “La Tropical Lisan” (mixta sobre lienzo) al apropiarse, contextualizándola, cambiándole el rostro, haciéndola más criolla, más mulata, mucho más tropical de lo que es, de una de las obras icónicas de las vanguardias cubanas y de la historia de la plástica cubana en general, “Gitana Tropical” (1929) de Víctor Manuel (1897–1969). Ibrahim Ámbar Ricardo desanda el hiperrealismo, aproximaciones mediante, en “Precipitación del pigmento” (óleo sobre lienzo) y en “S/T” (acrílico sobre lienzo) Armando Ruiz Olivera ratifica una estética que aunque joven es reconocible en el panorama artístico holguinero.

Otras de las piezas incluidas en Retratos, exposición expuesta en la galería El Zaguán del Fondo Cubano de Bienes Culturales en Holguín, son “Todo por el arte”, acrílico sobre madera de José Emilio Leyva Azze; “Autorretrato”, xilografía sobre tela de Freddy García Azze; “Delirio”, óleo sobre lienzo de Roxana Domínguez Anido; “Emy”, técnica mixta de Arsenio Pérez Cruz; “Una flor para mi amiga”, óleo sobre lienzo de Yuniesky Domínguez Sánchez, y “La palabra como imagen. Más allá de los que ves”, perteneciente a una serie de pintura instalativa de Heidy Gómez Ferrás.