Juan Karlos Echevarría expone en la UNEAC de Cienfuegos

Juan Karlos Echevarría expone en la UNEAC de Cienfuegos

Etiquetas: 
UNEAC de Cienfuegos, : Plásticos
  • La muestra permanecerá en cartel en la galería Mateo Torriente hasta mediados de enero de 2018. Foto del autor
    La muestra permanecerá en cartel en la galería Mateo Torriente hasta mediados de enero de 2018. Foto del autor

Juan Karlos Echeverría Franco, uno de los fundadores de la filial de Artes Plásticas del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Cienfuegos, inauguró la exposición personal denominada Juan K. On Fire en la galería Mateo Torriente, de la referida institución.

Desde febrero de 2015, no exponía en esta instalación un pintor y escultor reconocido por haber fundado el célebre grupo de creación visual Punto, quien ahora comparte las labores de la creación artística con el magisterio, en la Universidad Carlos Rafael Rodríguez de Cienfuegos.

Montada al calor de su aniversario 30 de experiencia creadora, en la que representa su muestra individual número 34, Juan Karlos (el artista permutó la C por K hará unos veinte años) retorna a las coordenadas primigenias de su arte de las postrimerías de los ochentas del anterior siglo, al reafincarse al objetualismo y al arte pop y conceptual.

El curador de la expo, el también miembro de la UNEAC Jorge Luis Urra Maqueira, advierte sin embargo ahora un trabajo depurado de sus proverbiales hiperbolizaciones y más centrado en el argumento que en la técnica al uso, en una construcción tendente al intimismo y la antropología residual.

Considera Urra Maqueira que “para sus exploraciones sociales y personales, él acude a sus viejos modelos discursivos, particularmente a Jasper Johns y Andy Warhol. Incluso a Marcel Duchamp, quien exaltara el valor de lo circunstancial y lo contemporáneo”.

Finaliza el crítico, cuando apunta que, por esta vez, Juan Karlos abandona su persistente “estética del descuido” para subrayar la pureza de los objetos. De hecho —complementa—, varios de estos son limpiamente encuadrados, cual si fuesen bienes museables, y juegan con la bi y tridimensionalidad, en franco contrapunteo entre el objeto-espacio imaginado y el tangible resignificado. Juan K. On Fire es inobjetablemente una prueba de la madurez creativa del gestor, que insiste en pulir su estilo y poética, hipnotizado por aquel límite existente entre la luz y el fuego.

La muestra permanecerá en cartel en la galería Mateo Torriente hasta mediados de enero de 2018.