Homenaje a Julio Travieso en la UNEAC

Feria Internacional del Libro 2018

Homenaje a Julio Travieso en la UNEAC

Etiquetas: 
: Escritores, Feria Internacional del Libro, UNEAC
  • En la sala Rubén Martínez Villena, se resaltó la obra de Travieso. Foto: Elizabeth Reinosa
    En la sala Rubén Martínez Villena, se resaltó la obra de Travieso. Foto: Elizabeth Reinosa

En la mañana del 6 de febrero en la Sala Rubén Martínez Villena de la UNEAC, tuvo lugar un panel en homenaje a la obra de Julio Travieso.

El Doctor Ángel Pérez Herrera señaló sobre la obra de Travieso, que en sus testimonios se advierte la mano del novelista. Que él ha logrado una maestría literaria presente en Días de guerra, altísimo nivel alcanza en El polvo y el oro. Apunta que aún le queda memoria para ofrecernos nuevas obras, y que le agradece por el privilegio de su amistad y de estar en el panel.

Félix Julio Alfonso apuntó que en Cuando la noche muera, pareciera que hay un pasaje secreto. De carácter melancólico y enérgico al mismo tiempo. Interesante narrativa histórica donde se mezclan la intriga y la reflexión sobre la condición humana. El personaje de Santa Rosa expresa un pensamiento radical y sin vacilaciones; una exploración en el ideario político y las relaciones interpersonales de sus protagonistas en el bosque de una revolución social.

En la sala se hizo alusión al realismo fantástico con que trabaja en Yo soy el enviado. Se resaltó que Julio transgrede las ficciones y ha ido superando sus propios códigos en novelas posteriores.

Un nuevo día es una especie de libro híbrido para conocer realmente quiénes fueron los que asaltaron el Moncada. Con motivo de la programación especial por el vigésimo aniversario del asalto al cuartel, su novela Para matar al lobo fue adaptada a la televisión cubana.  

El novelista comentó su participación en la lucha clandestina contra Batista, por lo cual fue hecho prisionero en 1958 y enviado al Castillo del Príncipe, donde permaneció hasta el 1 de enero de 1959. Esta experiencia lo ha marcado toda la vida y la ha vertido en sus novelas. La literatura ha sido un medio de salvación, un medio para exorcizar sus demonios, sus recuerdos de las duras torturas a las que fue sometido. A través de la palabra ha traspasado al lector sus angustias y temores. Resaltó el autor las palabras del Nobel mexicano Octavio Paz: “Los escritores somos malos jueces de nuestras propias obras, el único verdadero juez es el tiempo”.

La obra de Julio Travieso es seguida tanto nacional como internacionalmente, su narrativa ha sido tema de tesis doctorales y ensayos. Publicado en editoriales nacionales y extranjeras, con una novelística fecunda de carácter social e histórico, ha retratado un país partiendo de los años 60 y evolucionando a través del tiempo.

En la sala Rubén Martínez Villena, se resaltó la obra de Travieso y resultó unánime la opinión de que por el conjunto de su obra merecía el autor el Premio Nacional de Literatura, pues estamos antes un escritor de peso e importancia para las letras de nuestro país.