“¡Hay que romper fronteras y barreras! ¡Podemos hacerlo!”

“¡Hay que romper fronteras y barreras! ¡Podemos hacerlo!”

  • Al igual que el pensamiento revolucionario transmitido por su padre, exhortó a eliminar las bases sustentables de riqueza y de poder del Imperialismo. Foto tomada de Cubadebate
    Al igual que el pensamiento revolucionario transmitido por su padre, exhortó a eliminar las bases sustentables de riqueza y de poder del Imperialismo. Foto tomada de Cubadebate

"El Che vivía mucho más alante que nosotros, y exigía mucho más también solidariamente. Lo que ocurrió en Viet Nam está ocurriendo hoy en Siria, como es vergonzoso también que tengamos colonias como la de Puerto Rico (...) Tenemos que movilizarnos más, levantar más nuestras voces, hacer posible la ayuda real a los pueblos. Hay que trabajar en ese sentido. !Hay que romper fronteras y barreras! !Podemos hacerlo!".

Así destacó la doctora Aleida Guevara March, hija del inolvidable Comandante Ernesto Che Guevara, durante una conferencia brindada en la capitalina sede de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU) con motivo de de la  celebración del Día Internacional de la Mujer. En esta oportunidad la impronta del Guerrillero Heroico se hizo cada vez más representativa pero, a partir de la voz de su hija quien, partiendo de elementos audiovisuales, logró transmitir al numeroso auditorio reunido en ese lugar, el pensamiento filosófico y político de uno de los hombres más profundamente humano y más genuinamente revolucionario de la historia contemporánea universal.

"Vivir en un país en guerra es tremendamente difícil", afirmó tras mencionar sus experiencias personales en Nicaragua y Angola, pero "mucho peor, mucho peor, es el hambre, la miseria, el dolor de una madre que tiene cuatro o cinco hijos y que no sabe cómo alimentarlos, nutrirlos. Muy triste es convivir con cada una de esas personas y no poder hacer más para ayudarlas, para mejorar las condiciones de vida a las cuales se enfrentan. Tampoco acepto que me hablen de racismo y de colonialismo !salto como una fiera!.., pero la situación de ambos países, años atrás, marcaron mi vida para siempre. Todas estas situaciones son las que tenemos y debemos erradicar (...) No podemos seguir permitiendo miles y miles de injusticias en nuestro planeta ¡Tenemos que levantar mucho más nuestras voces! !Tenemos que movernos más!

Al dar lectura a uno de los textos escritos por el Che sobre la actitud y posición sumisa de la Organización de Estados Americanos (OEA) hacia Estados Unidos, y donde afirma que se ha formado la internacional del crimen y la traición (...) Aleida recordó que ese "aunque fue escrito en 1965 está retomando el presente. El Che y su pensamiento siguen teniendo vigencia en problemas que, desgraciadamente, debimos haber solucionado hace tiempo"

“¿O Socialismo o caricatura de una Revolución? Todo esto se pierde”expone el Comandante Guevara ante los peligros que se cernían en este continente a la hora de tomar el poder gobiernos presuntamente de la izquierda radical: "Así tenemos que el Che era directo en cada uno de sus planteamientos, iba al grano y sin tapujos (...) Nuestra América se ha comenzado a mover. Fácil nunca va a ser el logro de reivindicaciones sociales si se mantienen los gobiernos que sostiene la base política del Imperio". Como ejemplo expuso el caso de los quince años de gobierno de los Kirchner, los que realizaron cambios para nada profundos; así las cosas es que a la llegada de Macri al poder destruye todo lo logrado por los argentinos durante esa etapa: "Para que un país realice cambios sociales y políticos profundos tiene que cambiar las raíces de su sociedad. Nuestras constituciones están redactadas y llevadas a la práctica para que continúen en el poder las burguesías nacionales y títeres al Imperio ¡Hay que cambiar! ¡Y esto es algo que América Latina ha aprendido, tristemente y duramente, en los últimos años! ".

Argumentó que los movimientos revolucionarios latinoamericanos fueron casi aplastados o intentaron los imperialistas aplastarlos, "porque no quieren que surja otra Cuba. Pero surgió la Revolución Bolivariana en Venezuela dando una respuesta a la política neoliberal. ¡Es por ello tan importante protegerla!", enfatizó la Doctora pediatra para, a continuación, resaltar el orgullo que siente el personal cubano de la salud al prestar sus servicios científicos y humanistas en los lugares más intrincados de la geografía latinoamericana, y que parte de un sistema de salud completamente gratuito (...) A todas las comunidades adonde llegan, los cubanos demuestran el valor de la solidaridad, del profundo humanismo del Socialismo cubano".

Al igual que el pensamiento revolucionario transmitido por su padre, exhortó a eliminar las bases sustentables de riqueza y de poder del Imperialismo algo que se corrobora también en la esfera intelectual con el robo de cerebros que realiza en distintos países latinoamericanos. Al respecto argumentó que los mejores neurocirujanos de este continente se hallan en Perú, y "este es un método que los imperialistas han utilizado desde hace siglos y lo continúan poniendo en práctica. A los imperialistas no les importa para nada el desarrollo de nuestros pueblos. Para ello seguimos siendo negros con levitas e indios con taparrabos (...) A esto hay que agregar el desconocimiento de profesionales (médicos) estadounidenses de nuestras realidades y de cómo hemos sobrevivido todos estos años".

En otra parte de su intervención la disertante rememoró la frase de su padre de “Crear dos, tres, muchos Viet Nam”, "algo que no se logró, pero que los Estados Unidos sí lo están logrando en estos momentos. Huelgan los ejemplos  de Corea del Norte, Irak, Irán, Siria, Libia, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Cuba (...) Estos son momentos interesantes para todos los que trabajamos con la izquierda, de fortalecer nuestras fuerzas, de unirnos. Está en juego el destino de la humanidad.

"Y es que todo lo que queremos hacer cuesta, cuesta trabajo, sacrificio, pero tenemos que estar dispuestos a hacerlo", puntualizó para agregar que "sin la unidad de pueblo no avanzamos. Hoy, nos damos el privilegio en la América Latina que las llamadas izquierdas se van separando, se van dividiendo por pedacitos (...)".

Ejemplos, entre otros, citó a las Madres de la Plaza de Mayo, Madres fundadoras, Abuelas de la Plaza de Mayo, todas ellas separadas en grupos cuando lo que debieran hacer es unirse, formar un monolito para su objetivo común: la búsqueda de sus hijos. Enfatizó también en lo vergonzoso de la posición chilena al negarle un pedazo de mar a Bolivia. "¡Chile, una nación enormemente larga, extensa y con costas! ¿Por qué hacemos esto? ¿Por qué nos mantenemos en estas posiciones en este mundo, en lugar de pensar en unidad y solidaridad?"

Resaltó a continuación las lecciones tan extraordinarias de unidad que otorgan los pobladores guaraníes de las fronteras del Brasil y el Paraguay donde existe una gran hidroeléctrica, territorio del cual expulsaron a varias familias guaraníes, pero que ahora suman doscientas… "Y es que esa gran extensión de terreno, esas tierras, no pertenecen ni a Brasil, ni a Paraguay, sino que es tierra guaraní, sin fronteras. Y esto es lo que hay que aprender a valorar".

Asimismo, enfatizó en que cuando viaja al extranjero, incluso a lugares tan distantes como Japón, encuentra a infinidad de personas que admiran al Che, que lo respetan, y muchas de ellas se preguntan cómo aquel argentino pudo ser capaz de romper fronteras, de llegar a personas de distintas latitudes, de todas partes del mundo; por qué y cómo llegó a estimularlas, en especial a los jóvenes..."A veces les he preguntado cuando los he visto portando las imágenes del Che, las razones por las cuales realizan este acto... Son los casos de un joven portugués, de un campesino brasileño...Y las respuestas siempre han sido: "Porque, al igual que el Che, voy a luchar hasta las últimas consecuencias".

"Estimo que lo más importante en él fue su coherencia", dijo, "el Che hizo siempre lo que pensaba y decía; siempre fue coherente, comprensible y, ante todo, muy valiente con una determinación visionaria de construir un mundo diferente".

Finalmente, Aleida hizo un llamado contra la labor de destrucción y de exterminio que realiza el propio hombre contra el planeta y sus recursos naturales: "El tiempo se nos está acabando a pasos agigantados. Estamos acabando con nuestro planeta nosotros mismos. Por ejemplo, la segunda mina de hierro a cielo abierto en el mundo se ubica en la Amazonia brasilera. Cada centímetro que crece de esa mina significa árboles ancestrales que dejan de existir. El hombre puede vivir sin hierro, pero es incapaz de sobrevivir sin oxígeno. Tenemos que luchar porque nuestro planeta continúe siendo el hogar para todos los que lo habitan y, en lo fundamental, en igualdad de condiciones. Para ellos no existen fronteras, sino y tan sólo su pueblo, su tierra ¡Debemos aprender de ellos a romper fronteras!"