A escena el teatro para niños

A escena el teatro para niños

Etiquetas: 
Escénicos, Santiago de Cuba, Teatro Guiñol, teatro infantil, Milagros Guzmán
  • Artistas y estudiosos del teatro para niños discutirán en Santiago de Cuba las problemáticas del género en la actualidad. Grupo infantil, Pequeños cantores.
    Artistas y estudiosos del teatro para niños discutirán en Santiago de Cuba las problemáticas del género en la actualidad. Grupo infantil, Pequeños cantores.

Hasta el próximo 14 de diciembre artistas y estudiosos del teatro para niños discutirán en Santiago de Cuba las problemáticas del género en la actualidad, las deficiencias y retos, y subirán a escena importantes obras del Teatro Guiñol de Santiago de Cuba y otras compañías y grupos del país.

En la sesión inaugural la UNEAC reconoció a los artistas Milagros Guzmán, Ana María de Agϋero, Orlando Bartelemy, José Saavedra, Norka Zamora, al diseñador Eduardo Guash y a la compañía Variedades, la cual arriba a su aniversario 55.

Actriz y asesora del teatro Guiñol, todavía en activo, Milagros Guzmán no esconde que su pasión de educadora la llevó al teatro de títeres.

El teatro para niños tiene la misión de entretener y enseñar, ¿cómo lo ven ustedes?

“Somos educadores. Las obras siempre llevan un mensaje referido a la forma de comportarse los niños, los valores, el amor a la familia, la escuela. Enseñamos desde el teatro cómo ayudar a las personas mayores, por ejemplo, la cortesía, la puntualidad. Yo recuerdo con mucho gusto a Seña Francisca, un personaje muy premiado y disfrutado por los niños y Francisca siempre le contaba al nieto de la historia de Cuba y de América, así que imagínate”.

Las conferencias, en la sala Titón de la UNEAC, abordarán temas relacionados a la puesta en escena en el teatro de muñecos y la dramaturgia en el retablo. De lo que vale un espectáculo nos habla José Saavedra, profesor de la Escuela Vocacional de Arte y Director Artístico del Guiñol Santiago.

“Hay que saber escoger los textos, trabajar los espectáculos, es un compromiso que tenemos. Trabajamos en los hospitales, en las casas de niños sin amparo filial y en la comunidad. A esos lugares hay que llegar con más fuerza y considero que es el Director Artístico, quien debe saber montar una obra con toda la sensibilidad para que llegue al público infantil y a la familia de la manera más bella e instructiva posible”.

¿Es ese uno de los retos del teatro para niños en Cuba?

“La situación económica no nos permite montar grandes espectáculos pero contamos con mucho talento. Nuestros actores son muy versátiles, ellos bailan, cantan, actúan y así seguimos trabajando. En lo personal estoy muy feliz pues a fines de Diciembre estrenaré en las salas santiagueras un unipersonal sobre la mitología Yoruba y espero que guste. Nos empeñamos mucho en ello”.

A Orlando Bartelemy le saltan las lágrimas porque se acuerda de Papobo y de Rafael Meléndez. Además de trabajar en el Guiñol, su experiencia abarca el teatro de Variedades, la radio, la televisión y el grupo Gestus. Con casi ochenta años, todavía trabaja en el taller de la sala Mambí diseñando y reparando los títeres.

“Los medios son muy importantes y con sus códigos hacen mucho por visibilizar el teatro que hoy se hace para los niños. No debemos perder esos espacios, por el contrario, sumar a nuestros alumnos y seguir creando en la radio y en la televisión”.

Muy esperado en estos días la presentación del grupo matancero Teatro de Las Estaciones, con la obra Pinocho, corazón y madera y el Taller de Clown que impartirá el maestro Ernesto Parra en el Teatro Trocha.

En el parque Céspedes, la Plaza Cultural Aguilera, la calle Heredia y Plaza de Marte se presentarán compañías y proyectos infantiles y hasta el próximo lunes, en la cochera de la UNEAC, se disfruta de la exposición Dentro: Guash y el Guiñol.