Otras iniciativas del jazz

Otras iniciativas del jazz

Etiquetas: 
Plásticos, 31 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana, Pabellón Cuba, arte
  • Las obras representan misticismo y sencillez, y son capaces de enamorar a cualquiera que se detenga a contemplarlas. Foto: Carlos Becerra.
    Las obras representan misticismo y sencillez, y son capaces de enamorar a cualquiera que se detenga a contemplarlas. Foto: Carlos Becerra.morar a cualquiera que se detenga a contemplarlas.
  • Las obras representan misticismo y sencillez, y son capaces de enamorar a cualquiera que se detenga a contemplarlas. Foto: Carlos Becerra.
    Las obras representan misticismo y sencillez, y son capaces de enamorar a cualquiera que se detenga a contemplarlas. Foto: Carlos Becerra.

El jazz no solo es visto y comprendido desde la música, múltiples son los derroteros por los que se puede andar confiado, pues cualquiera de ellos se convierte en una genuina manifestación de arte. Como parte de las actividades del 31 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana 2015 se inauguró una exposición colectiva en el Pabellón Cuba.

Entre los que exhiben sus obras se encuentran Nelson Domínguez, Pedro Pablo Oliva, Flora Fong, Eduardo Roca Choco, Liang Domínguez Fong, Kamyl Bullady y otros. Todos, desde una perspectiva u otra, hacen referencia a la cubanía, a lo autóctono y por supuesto al jazz, motivo principal de las puestas.

Bien se conoce que el rojo es el color que alude al fuego, a la vivacidad, enciende los sentidos, despierta ese furor en la pupila y dispara la sensación de vigor en el inconsciente; entonces la mezcla de este color con la mujer, cubierta solamente por instrumentos musicales, muestra un toque erótico en las piezas. Es la sensación que produce la obra Kamyl Bullady, la cual hace referencia desde el expresionismo a la presencia de las féminas en el jazz, al período Barroco, pues esta etapa estuvo caracteriza por una fuerte representación femenina en la música. El talento es libre y nace sin género.

En otra de sus piezas A todo jazz 2015, mantiene la misma escena, pero esta vez mezcla con colores vivos a las féminas. Estas sujetan instrumentos propios de la Isla. Surge en la mente el sentimiento del nacionalismo y el aire de jazz que envuelve a la capital por estos días. Ritmos y lienzos se unen para representar lo perpetuo del género.

El bronce y el hierro también participan en la jornada a través de rústicas figuras, las cuales recrean e ilustran la laboriosidad de los artífices, lo afrocubano y por ende, lo oriundo de esta Isla.

Nelson Domínguez, Flora Fong y Lang Domínguez representan para la plástica cubana genialidad, brillantez y la fortuna de poseer tales talentos. El ingenio de estos tres artistas radica en la singularidad que posee cada una de sus creaciones. Sus obras marcan un estilo, iluminan momentos y poseen la gracia de cautivar al ojo humano. Representan misticismo y sencillez, son capaces de enamorar a cualquiera que se detenga a contemplarlas, un sentimiento fascinante.