Creado en: septiembre 20, 2022 a las 09:59 am.

Biblioteca de Fomento: cincuentenaria en su tradición (+Audio)

La biblioteca de Fomento es uno de los espacios más acogedores del poblado

El 11 de diciembre de 1958, rodó en el Teatro Baroja, de Fomento, la última película. Ante la cercanía de la tropa del Che a esos predios, los guardias rurales se guarecieron en los interiores del inmueble patrimonial, que ardió en llamas ante la resistencia de la tiranía.

Luego de varios años en ruinas, a finales de la década del 80 retomó su esplendor de antaño y, en 1990, en su interior se acomodaron los textos de la Biblioteca Pública Rolando Hernández Lemus, de la capital fomentense, un centro cincuentenario dedicado a promover y difundir el acervo documental de la localidad y de Cuba.

Los fondos de la biblioteca se digitalizaron para un mejor acceso de los usuarios

«Celebrar 50 años de la llegada de una biblioteca pública a un municipio, o a cualquier lugar, es aplaudir una labor esencial en el fomento del aprendizaje. Es encomiar el establecimiento de las bases para el desarrollo y la custodia del patrimonio cultural», asegura Ángel Martínez Niubó, director de la institución que antes estuvo enclavada en otras sedes. 

«Yo creo que algo tiene de romántico esta fecha. ¿Quién no ha visitado una biblioteca en busca de un libro, por placer o para cumplir con las tareas la escuela? La biblioteca es parte de nuestra infancia», destacó el escritor.

«La biblioteca es un sitio de encuentro, y también un punto de partida. Se puede ser buena persona sin haber leído jamás un libro. Pero no concibo ciertas ocupaciones, ciertos oficios, si quienes lo ejercen permanecen lejos de los textos. Puedes ser una buena persona, por naturaleza, pero la lectura enriquece y moldea tu espíritu. Eso es lo que estamos celebrando: los moldes, la posibilidad de entrar al conocimiento o a otro tipo de placer tan sano como tan enriquecedor».

La biblioteca cuenta con un fondo amplio.

En los últimos meses el colectivo que dirige Martínez Niubó, que este 20 de septiembre apagará medio centenar de velas, ha sido promotor y artífice de la informatización del patrimonio literario de sus stands, una obra garante de la posibilidad de llegarle a un mayor número de usuarios, y de lograr mayor rapidez y precisión en el servicio.

«Hay quienes se ponen románticos y hablan del olor del papel y del sonido de la hoja, pero el libro digital existe y no se le puede dar la espalda porque hay una verdad: el público asistente a las bibliotecas ha disminuido como consecuencia de la evolución tecnológica; por tanto, nuestros profesionales tienen que ir a su encuentro», opina la fuente, mientras de un clic para navegar por el camino de la modernidad.

«Ahora mismo nuestra biblioteca abre sus catálogos de forma digital. Lo otro es la inscripción del usuario. En la computadora registraremos también la hoja de vida de cada uno. En ese expediente se anexarán los libros que lleva, las veces que visita la biblioteca, la sala, o sea cada acción».

«En el caso del catálogo, formará parte de una aplicación que se puede llevar en el teléfono, la tableta o computadora personal. Por tanto, desde cualquier parte de Cuba, o desde el exterior, se podrá acceder al fondo literario que tenemos».

«Uno de los servicios de impacto, hasta el momento es el envío de libros digitales por WhatsApp o por la vía que para los usuarios sea más factible. Es esa una manera de estrechar los lazos con los lectores».

«Las bibliotecas tienen que tener internet y deben estar preparadas para servir de puente entre la el libro y el usuario. Con las nuevas tecnologías urge que las bibliotecas replanteen su papel. No podemos tener ahora en el siglo XXI una biblioteca de hace 20 o 40 años atrás; o sea, si hay que celebrar el aniversario 50 de la llegada de la biblioteca a Fomento, o a cualquier territorio, pienso que hay que hacerlo desde la gratitud y con la mirada puesta en el futuro».

El otrora Teatro Baroja, de Fomento, edificio emblemático de la arquitectura local, que vio desfilar por sus salas a grandes personalidades del arte, y fue testigo del combate por la definitiva liberación del poblado, es hoy el sitio donde se conservan las páginas que perpetúan la historia e identidad del territorio, y donde un clic te abre las puertas del saber.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *