Creado en: noviembre 21, 2021 a las 04:58 pm.

Hablar hoy de Mañana


Por: Susana Méndez Muñoz

hablar-hoy-de-manana

Hoy se cumplen 15 años de la primera presentación especial de la cinta cubana Mañana, dirigida por Alejandro Moya, en la sala Charles Chaplin,  en el contexto del 28 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, en cuyo apartado Opera prima, competía.

Alejandro Moya, más conocido como Iskánder, logró hacer, con ayuda de muchos, esta película, de la cual poco se habla, a pesar de que hay mucho de qué hablar.

No son intenciones de trabalenguas, pero ciertamente es un filme un poco olvidado a pesar de los aciertos señalados por la crítica y la aceptación que logró en un público que la obtuvo, en primer lugar, de manera  underground  en DVDs.

Iskánder nació en 1969 con el nombre de su padre, el  director de la  televisión  cubana Alejandro Moya, quien le endilgó el apodo de Iskánder, en franca alusión al nombre persa de Alejandro Magno

A los 17 años, comenzó a trabajar de ayudante de dirección de su padre en series televisivas de larga duración, y en 1996 dirigió cerca de cien episodios de una serie titulada  Todos al fuego;   fue codirector de la popular telenovela Salir de noche (2001).

En  el año 2005 decidió realizar una película sobre personas que viven en un vecindario de Miramar, y el guion le salió en tan solo 18 días, cuya acción, en gran medida transcurre en la casa donde  él vivía entonces.

Es una buena historia, bien contada

Mañana, es sin dudas una buena historia, bien contada, y bien actuada, y utilizar en su banda sonora el electrizante tema«La tarde se ha puesto triste», en la voz inconfundible de Pedro Luis Ferrer,estimula en el público emociones muy encontradas, y de eso va la película.

Contradicciones, diversidad, profundos conflictos, cuestionamientos, sugerencias, esto y más, presenta Mañana y provoca, a la par, incertidumbre, (desde el propio título),  reflexiones y conmoción, pero una conmoción otra,  la que se lleva por dentro a partir del final de la película.

Iskánder ha reiterado que Mañana «en realidad es una película sobre el egoísmo,sobre cómo el egoísmo de la gente acaba con las cosas», y añade  «su temática central es el egoísmo a todos los niveles de la sociedad, ese que padecemos y que tanto daño nos hace, un tema que siempre me ha agobiado como ser humano».

Mañana,(que es la primera de una trilogía, le sigue Ahora de 2008),   es cine de autor,en tanto, dirección, guion, dirección de arte, y edición, (junto a Carlos Alberto Carnero), fueron asumidos por Iskánder; contó con la  magnífica fotografíade Ángel Alderete, y el estupendo sonido, fue obra de Esteban Vázquez.

Producida por Adriana Moya, el filme sobresale por la participación, como productores asociados, de los músicos Silvio Rodríguez, Juan Formell, y los artistas de la plástica Ernesto Rancaño, Kcho y Carlos Guzmán, así como el cantautor mexicano Fernando Delgadillo, con el respaldo del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos.

Se aprecia un gran trabajo en la dirección de actores, a pesar de ser el primer largometraje de ficción de Iskánder, pero se evidencia que  acopió experiencia en los seriales  que dirigió.

Muestra conflictos comunes en  cualquier parte del planeta

Rafael Ernesto Hernández,  en aquel momento estudiante de actuación,    desempeña el protagónicoTony con acierto y le imprime una mezcla de virilidad, ingenuidad y ternura; otros jóvenes lo secundan dignamente comoLeonardo Benítez, Lieter Ledesma, Daiana Molina, Amanda Sánchez, Yurelis González,y David González, entre otros.

Violeta Rodríguez (Marina) hace pareja con Hugo Reyes(Rubén), y son hermana y cuñado de Tony; Adria Santana  (Gloria),  y Enrique Molina  (Ángel), son sus padres, y se suman a la nómina de experimentados actores  Mario Balmaseda, Coralia Veloz, Serafín García, y Dianelis Brito.

Uno de los cuestionamientos de Mañana, que en general muestra conflictos comunes en  cualquier parte del planeta, es el paternalismo, visto en el filme en la relación padres a hijos, pero que sabemos, aplicado a escalas mayores, los contratiempos que trae a nivel colectivo.

Un matrimonio de emprendedores cubanos, que regentan un negocio gastronómico, viven inmersos en las necesidades materiales prestando poca atención al desarrollo espiritual de Tony, su joven hijo.

Tratamiento novedoso de la estructura narrativa

Este es un filme generador de polémica, pues ofrece miradas contrapuestas de la realidady hace alusión al peligro de la confusión por algunos entre pasado, presente y futuro, y de la pérdida o  cambio de valores éticos en la sociedad cubana.

En 105 minutos,  sin alardes experimentales, ni grandes búsqueda artísticas, pero con un tratamiento novedoso de la estructura narrativa, Mañana está centrada en su historia, todos sus recursos en función de una historia cubana-universal, a pesar de que se reflejan problemáticas sociales muy propias de  la vida en la isla, pues corre el velo de los riesgosque se corren con actitudes inconscientes, irresponsables, eintransigentes.

Invoca al análisis,  con enfoque ético del  mañana, sobre todo de las generaciones más jóvenes, en las que gravitan los errores del presente, y de las maneras de actuar de los mayores.

Tony tiene una vida fácil,   dispone de recursos materiales a diferencia de la mayoría de los jóvenes cubanos de la época; ha recibido y recibe una crianza que lo exonera de toda responsabilidad.

Los efectos nefastos llegan el propio día de su cumpleaños, para transformar  su vida y la de la familia; como dice Iskánder: «Siempre estamos pensando en un después, ese que es consecuencia de lo que hicimos antes. Este presente es el mañana de lo que fue ayer.»

El realizador asevera asimismo: «La película no implica ningún hermetismo ni propone un discurso poco comprensible, es más bien sencilla, con palabras tangibles que favorecen la comunicación y que uno se vea reflejado en cada una de las situaciones. Desde el primer momento que me planteé el guión me propuse mantener al público enganchado hasta el final».

Y así es, Mañana, no suelta, obliga a andar la historia y sufrirla de principio a fin, porque desde que arranca, el espectador sabe que lo terrible está por llegar,  así y todo  el final es inesperado: las consecuencias de las inconsecuencias, que tan caro se pagan en la vida personal o colectiva, por lo que al  terminar de verla, nos quedamos con un poco de angustia y una hermosa canción en la cabeza.

La tarde se ha puesto triste

Pedro Luis Ferrer

Un pajarilllo voló

Llevándose en vuelo eterno

Lo más dulce, lo más tierno

Que el campo me regaló

Pero al marcharse dejó

Como prenda de consuelo

Una pluma de señuelo

Que yo guardo con cariño

Del pajarillo que niño

Recogí triste del suelo

La tarde se ha puesto triste

La lluvia tiene un olor

Que me recuerda el olvido

De aquel amor

¿Madre, de quién aprendiste

Que al ver caerse un lucero

Si pedimos en voz baja

Se nos realiza el anhelo?

¿Cuántas luces promisorias

Bajaron a tu pañuelo

Y en silencio les pediste

Lo que jamás concedieron?

La tarde se ha puesto triste….

No pidas a las estrellas

Imagen para mi cuerpo

Me alejo de mi tonada

Nada pidas, te lo ruego

Madre, quiero que me busques

Allá donde los espejos

Se refugian a la sombra

Y en el hielo del silencio

La tarde se ha puesto triste…

Madre, quiero que me busques

Allá donde los espejos

Se refugian a la sombra

Y en el hielo del silencio

Madre, baste mi presencia

Mi simple andar sobre el suelo

Y ese gesto clandestino

De tu amor sobre mi beso

La tarde se ha puesto triste…

La lluvia tiene un olor

Que me recuerda el olvido

De aquel amor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.