África en Cuba, Cuba en África: XXX años después

África en Cuba, Cuba en África: XXX años después

Etiquetas: 
Eusebio Leal Spengler, historia, Escritores, Escénicos, Museo Casa de África, Taller Científico de Antropología Social y Cultural Afroamericana, Habana Vieja, Festival Afropalabra
  • Eusebio Leal con Mirta Portillo, narradora oral y Lucas Nápoles, Presidente de la  Asociación de narradores orales de la UNEAC. Fotos Pepe Cárdenas.
    Eusebio Leal con Mirta Portillo, narradora oral y Lucas Nápoles, Presidente de la Asociación de narradores orales de la UNEAC. Fotos Pepe Cárdenas.
  • Dr. Eusebio Leal Spengler en ocasión del XXX aniversario de la fundación del Museo Casa de África. Fotos Pepe Cárdenas.
    Dr. Eusebio Leal Spengler en ocasión del XXX aniversario de la fundación del Museo Casa de África. Fotos Pepe Cárdenas.

“Me alegro mucho que hayan pasado 30 años, de haber devuelto a Don Fernando este lugar que le pertenecía”, afirmo el Historiador de la Habana, Dr. Eusebio Leal Spengler en actividad de conmemoración del XXX aniversario de la fundación del Museo Casa de África, celebrado el 6 de enero en ese recinto.

El acto formó parte del XX Taller Científico de Antropología Social y Cultural Afroamericana, organizado por el propio museo con el coauspicio de varias instituciones, entre ellas, la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, la Fundación Fernando Ortiz, la Casa del Benemérito de las Américas Benito Juárez y la emisora Habana Radio.

El museo de la solidaridad del pueblo cubano con el continente africano, bajo la dirección de Eusebio, ha podido fraguar esa correspondencia entre los dos territorios en este lugar de la Habana Vieja, según comentó Alberto Granados, director actual de la institución. 

No habría sido posible la existencia del lugar, sin la ayuda y voluntad inicial de dos personas, refirió Leal Spengler: el historiador José Luciano Franco, a quien quiso brindar homenaje y, el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

Por supuesto, no podía faltar alguien que con su pensamiento y labor de emancipación sobre el llamado continente negro ha sido decisivo: el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, “primer contribuyente de esta obra, recuerdo todos los presidentes que su figura convocó para que engrandeciesen este sitio”, subrayó Eusebio.

Quiso la Oficina del Historiador de la ciudad centrar su atención a un hombre especial, insigne, hombre que con respeto y amor consagró sus estudios a África y a ella misma también como nación: el sabio cubano Don Fernando Ortiz, por eso se buscó todo lo relacionado con sus estudios, su mesa de trabajo, su silla y poco a poco se fue conformando el museo, refirió Leal Spengler.

Más adelante subrayó la importancia de las colecciones de África reunidas en el museo, “comprometían un vínculo hacia ella, cultural y religioso, revelando el aporte que esta brindó al mundo”, dijo.

Es este centro un lugar de abrazo, de conocimiento, de etnología, antropología, grafía y otras tantas “ías”, aseguró, “es veneración por nuestros ancestros”. 

No soslayó para nada el trascendental papel cultural del pueblo africano en nuestro país. Para Leal Cuba no puede ser explicada sin África, así como también sin España, los pueblo indígenas, “está demostrado antropológicamente entre nosotros pero sin embargo, cuánto olvido”, señaló.

El llamado descubrimiento borró hasta los nombres de los endémicos de Cuba, África y otras regiones, sesgando lo autóctono. Por eso, subrayó Eusebio hay que recordar el poema de Nicolás Guillén, Balada de los dos abuelos, para “hablar con orgullo de nuestros padres y abuelos negros y españoles, los cuales se unieron para formar nuestra identidad nacional, ellos, viven en cada uno de nosotros”.

Se refirió al 6 de enero, fecha en que la historia bíblica profesa la existencia de tres reyes magos del Oriente, ente ellos había un rey negro. Día que los colonizadores en Cuba, fingiendo comprensión y tolerancia, permitían a los esclavos festejar. En ese día pero 30 años atrás la voluntad de preservar el legado africano tomaba cuerpo y forma,“hoy en que los esclavos eran libres por un día, para el rey negro del Oriente, nuestra gratitud”, concluyó Eusebio.

El comité organizador del IX Festival Afropalabra, —evento desarrollado paralelamente al taller de antropología— encabezado por los narradores orales Mirta Portillo y Lucas Nápoles Cárdenas, hizo entrega de un reconocimiento a Leal Spengler, consistente en un diploma y una obra plástica, nombrada Mi Diosa, de la artista Odalys Día.

El diploma argumenta la contribución de Eusebio a la preservación del patrimonio intangible de la oralidad.

El festival decidió darle rango de padrino a Eusebio: “Es un comunicador que narra por lo tanto es un cuentero, lo declaramos padrino del Festival Afropalabra”, afirmó Lucas Nápoles.