Alabanza a la Virgen María inicia evento de música sacra

Alabanza a la Virgen María inicia evento de música sacra

Etiquetas: 
Músicos, música sacra
  • La agrupación Exsulten conquistó los aplausos de los presentes. Foto del autor.
    La agrupación Exsulten conquistó los aplausos de los presentes. Foto del autor.

Con varios cantos a la Santísima Virgen María, el conjunto guantanamero de música antigua Exsulten, dio inicio a una serie de conciertos que se desarrollarán como parte de la III Semana de Música Sacra de La Habana, que tendrá lugar hasta el venidero 6 de marzo.

El evento es auspiciado por la Cátedra de Música Sacra del Instituto de Estudios Eclesiásticos Padre Félix Varela y es fruto de la cooperación entre el instituto ya mencionado y la Universidad Católica de Música Sacra y Pedagogía Musical de Ratisbona, Alemania.

Exsulten fue bien recibido y aclamado por el auditorio. Dieron en llamar al programa de interpretaciones Theotokos, recorridos por momentos de la Madre de Dios, liturgia que incluyó pasajes significativos en la existencia de la Santa Dama, recreados musicalmente por varios compositores del siglo XVII, seleccionados por la agrupación para este concierto.

Muy cerca de las esculturas de Jesús de Nazaret y del Papa Juan Pablo II, ubicadas en el acogedor salón, a media luz para la ocasión, iluminado de manera tenue por magnos cirios y a tono con la homilía —por supuesto, musical—, acompañado del misticismo de los grandes momentos, se daba comienzo al concierto con la Sonata del misterio no.1, La Anunciación, de Heinrich Ignaz Franz von Biber, para dar paso al Ave María, de Giulio Caccini, interpretado magistralmente por la soprano Tatiana González, impresionante sus modulaciones y notas sostenidas, brillosas en todo momento y duración del fraseo.

La violinista Claudia Gallardo, sorprendió a todos por el dominio y maestría en la ejecución del instrumento, en pasajes difíciles de interpretar dado los constantes cambios armónicos en Nina Nanna al Banbin Giesú, anónimo, llevándose prolongados aplausos de los presentes.

Propio de la figura a que estuvo dedicada la jornada, se logró ese aire eclesiástico y a la vez trágico, émulo de los varios instantes por los que la Santa Madre pasó; de estos últimos, el Pianto de lla Madonna, Satabar Mater, de Giovanni Felice Sances, destacó por la emoción impregnada a los oyentes, dado, según catálogo de presentación, a “lo descendente y plagado de cromatismo en esta pieza para voz y continuo”.

SMS Habana se hace acompañar de una sección académica que entre las novedades para esta edición, consta de un ciclo de talleres sobre la composición litúrgica, registración en el órgano e interpretación en el clavelín.

El espacio dedicado a las conferencias se renueva conceptualmente en esta edición al dirigir su mirada al análisis y la historia de la literatura musical religiosa para el culto católico.

Obras del repertorio sacro alemán e italiano de los siglos XVII y XVIII, serán interpretadas por agrupaciones cubanas —la ya mencionada y el Emsemble Cantabile, que hará su debut en la cita— y extranjeras, entre estos, los germanos Stefan Baier, Martin Rost y Claudia Gerauer, así como la norteamericana Katleen Mc Intos.

Habrá espacio para la interpretación de obras compuestas para la liturgia romana en Cuba durante el período mencionado.