Alonso, Guerra y Guanche: Una triada que enaltece las ciencias sociales

Alonso, Guerra y Guanche: Una triada que enaltece las ciencias sociales

Etiquetas: 
historia
  • Los intelectuales Aurelio Alonso, Sergio Guerra y Jesús Guanche fueron homenajeados por la Asociación de Escritores de la UNEAC. Foto de la autora.
    Los intelectuales Aurelio Alonso, Sergio Guerra y Jesús Guanche fueron homenajeados por la Asociación de Escritores de la UNEAC. Foto de la autora.

La máxima ya cotidiana de dedicarle honores a quien honor ha de merecer, pocas veces cobró tanto sentido como cuando en la tarde de este miércoles, la Asociación de Escritores de la UNEAC rindió justo reconocimientoa tres de los grandes intelectuales cubanos que han dedicado su vida a las ciencias sociales: los investigadores Aurelio Alonso, Sergio Guerra y Jesús Guanche.

Miembros de la Sección de Literatura Histórica y Sociales de la UNEAC, además de ser prolíficos científicos sociales, Alonso, Guerra y Guanche han sido durante años excelentes comunicadores a través de la palabra escrita, una cualidad que enaltece, multiplica y condiciona el quehacer cotidiano en el ámbito de las ciencias.

Y precisamente multiplicados se vieron estos intelectuales, cuando fueron enaltecidos por quienes fueran sus colegas y discípulos.

En las palabras de elogio a Aurelio Alonso, Yoanka León del Río, Investigadora Titular del Instituto de Filosofía, resaltó la necesidad e importancia de este reconocimiento, significando que representa un modo de rescatar la memoria para evitar se nos desfigure luego, es hacer justicia con un pasado inmediato que fue el de su generación.

‟Tengo nuevamente la tarea de decir sobre la obra fecunda del pensamiento de Aurelio Alonso. Confía él en las generaciones que nos acercamos a sus escritos para aprender a pensar y a filosofar, no por el arte de la sofística vana, sino para hacer valer el ejercicio práctico de un compromiso intelectual en Revolución y por Revolución”, dijo la profesora León del Río.

Aurelio Alonso, quien recibiera la Orden Félix Varela que entrega la Sociedad Económica Amigos del País por la Obra de Toda la Vida, ha cumplido con innumerables tareas intelectuales que lo han llevado a desempeñarse como profesor de historia del pensamiento marxista, parte imprescindible de la Revista Pensamiento Crítico, articulista sobre los problemas de América Latina y Cuba, e investigador de problemáticas como la pobreza en el Caribe.

El también Premio Nacional de Ciencias Sociales, es un intelectual orgánico que convida a mirar y a enfrentar los tiempos complejos de viejos objetivos y nuevas formas de hacer que enfrenta la Revolución cubana, y convoca a darlo todo en la batalla de las ideas.

Sus enseñanzas tienen un sentido crítico y práctico aplicables a la realidad, pues son temas medulares en la vida diaria de los cubanos.

‟Él sigue pensando en la necesidad de ampliar el corredor crítico del no pactalismo dentro del debate de ideas, de pensamiento. Ha escrito mucho sobre el derrumbe del campo socialista, sus causas y consecuencias, enfatizando en la continuidad del espíritu belicista de una guerra para la que no hay límites, sino solo aquellos que impidan la lógica de la acumulación, la lógica del capital; advirtiendo sobre esto en el contexto actual cubano, que la democracia plena solo podrá ser socialista, y escruta sobre el tema teóricamente no resuelto en el marxismo entre Estado y Partido, para aportar desde el estudio de la realidad concreta, en el caso concreto cubano, la validez conceptual y teórica de la unidad de las fuerzas revolucionarias en el Partido, y sus desafíos en el momento actual, todos temas centrales de nuestra vida cotidiana que podemos esclarecernos revisando sus textos”, explicó Yoanka León.

‟Acercarse a él, preguntarle, escucharlo, es siempre un momento placentero. Divierte su ironía inteligente. Por eso creo que si a Aurelio le sometemos a esa encuesta que le gustaba tanto a las hijas de Carlos Marx, su respuesta a la pregunta sobre la idea de la felicidad, creo prever, sería la misma que la del Morro, la lucha. Sí, Aurelio nos honra”, finalizó la profesora e Investigadora Titular del Instituto de Filosofía.

Sobre el investigador Sergio Guerra, el profesor René Villaboy dijo que la docencia y la investigación sobre la historia de América Latina en nuestro país, y de seguro en todo el Continente, no puede historiografiarse sin mencionar el nombre y la obra de este intelectual cubano.

Sergio Guerra comenzó a impartir clases de historia desde el año 1971, no obstante, su profundo conocimiento le imprimió una impronta particular a sus clases, convirtiéndolo en un docente inigualable, como lo reconociera René Villaboy, quien recordó que las lecciones de Guerra tenían la singularidad de ser el corolario de los conocimientos emanados de sus propias lecturas e investigaciones, que precozmente fueron publicándose en Cuba, en diversos países de Latinoamérica y en otras regiones del mundo. Así, muchas generaciones de investigadores han tenido el privilegio de oír en clases al autor de las obras principales de la materia que reciben.

El también Premio Nacional de Ciencias Sociales tiene una extensa e importante obra, que incluye más de una veintena de libros, cientos de ensayos y artículos, y similar número de ponencias y presentaciones en eventos académicos de Cuba y el resto del mundo. Ha sido además líder académico, en el Departamento de Historia de la Universidad de la Habana, donde durante más de 44 años ha ejercicio el cargo.

Mención aparte mereció su trabajo y entrega en la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe, siendo no solo parte de su directiva internacional y de su sección cubana como Secretario Ejecutivo y Presidente, sino el gestor principal de un sinnúmero de Congresos, Coloquios y Talleres Internacionales de alto nivel científico, que han tenido por sede varias capitales de nuestro continente y Europa.

Al decir del profesor René Villaboy, docencia, ciencia y permanencia pueden ser los elementos que resumen más de 40 años de vida intelectual de Sergio Guerra, una carrera luminosa que no se ha alejado nunca de su tiempo, ni de las realidades de su época.

‟Con la extensa e intensa labor científica de Guerra se ha cumplido aquella exigencia martiana de conocer la historia de Nuestra América mucho más que la de los Arcontes de Grecia”, concluyó Villaboy.

En las palabras de elogio al profesor y etnólogo Jesús Guanche, el académico y escritor Sergio Valdés Bernal, reconoció que en estos momentos, Guanche es el antropólogo social de mayor reconocimiento y basta obra en nuestro país, pues representa al investigador pleno, en constante superación, enriqueciendo incansablemente los conocimientos que ha ido acumulando a través del tiempo para transmitirlo mediante sus libros y la docencia.

El Investigador del Instituto de Antropología, Jesús Guanche Pérez, es Doctor en Ciencias Históricas en la especialidad de antropología cultural, investigador del Instituto cubano de antropología del CITMA, y profesor titular de la Facultad de Español para no hispanohablantes de la Universidad de La Habana.

Como docente, Guanche ha realizado una relevante labor tanto en Cuba como en otros países de América y Europa. Además, ha participado en más de 400 eventos científicos celebrados en nuestro país y en el extranjero. Es miembro de mérito de la Academia de Ciencias de Cuba, Miembro de la Sociedad Económica Amigos del País, y del Comité Científico Internacional del Proyecto La Ruta del esclavo de la UNESCO.

Galardonado con el premio de la Academia de Ciencias de Cuba, Guanche ha publicado más de 30 monografías, algunas de ellas reeditadas por su importancia, y ha recibido diversos reconocimientos del Instituto Cubano del Libro, de la Unión de Historiadores de Cuba, y del Centro de Investigación y Desarrollo de la cultura Cubana Juan Marinello, así como la Distinción por la Cultura Nacional de 1995, Distinción Espejo de Paciencia en el 2006, Premio Nacional de investigación Cultural 2013, y la Orden Carlos J. Finlay, entre otras.

Esos reconocimientos, muestra de solidez de la obra de Guanche, además de la total humildad y sencillez que caracterizan a este intelectual imprescindible de las ciencias sociales en Cuba, lo hacen merecedor de honrar su vida y obra.

Según palabras de Sergio Valdés Bernal, Jesús Guanche es uno de los puntales más destacados en los estudios de antropología social en nuestro país, ‟motivo por el cual le hacemos este modesto reconocimiento en nuestra Sección de Literatura Histórico y Social de la UNEAC”.

Al necesario y justo homenaje que recibieron estos intelectuales que enaltecen las ciencias sociales asistieron representantes del Instituto Cubano del Libro, de la Universidad de La Habana, del Instituto de Literatura y Lingüística, del Instituto de Relaciones Internacionales, de la Academia de Ciencias, del Instituto de Historia de Cuba, de Casa de las Américas, de la Asociación de Escritores de la UNEAC, así como directivos de la editorial Nuevo Milenio y el Embajador de la República del Paraguay.