Amor a primera vista

Amor a primera vista

Etiquetas: 
Escritores, La Habana, sociedad cubana
  • Cubierta del libro.
    Cubierta del libro.

Los secretos que guarda La Habana hacen de ella un lugar maravilloso.  Es una de las ideas centrales de la publicación 500 Secretos Escondidos de La Habana, volumen a cargo de la escritora belga Magali Ramam. Editado como una guía para conocer la capital cubana, sin dejar de visitar sus lugares más interesantes y enigmáticos, la publicación, llega también como un homenaje a la riqueza cultural de la Ciudad Maravilla.

El texto, presentado en el marco de la 11na Semana de la Cultura Belga, brinda a los viajeros una mirada refrescante sobre la Capital, aseguró la autora en entrevista exclusiva para este medio.

“Me enamoré de la Habana desde la primera vez que vine a la Isla. Aquí se siente un cariño y un amor infinito en todas partes. Llevo esta ciudad en mi corazón, el Capitolio, el Floridita, su arquitectura impresionante; y esa abundancia de culturas que encuentras, es para mí su mayor riqueza.”

¿Cómo fue el proceso de selección de estos 500 secretos?

Fue muy difícil escoger, porque La Habana tiene tantas cosas interesantes. En un inicio tenía como mil secretos y todavía no conozco todos los lugares. Cada viaje me sorprende y encuentro algo nuevo. Con este libro traté de lograr un equilibrio entre lo conocido y lo que no lo es. Quería incluir muchos más lugares en esta publicación, pero el editor me dijo que tenía que reducir el número y hacer cada caracterización de solo cincuenta palabras, por lo que tuve que ajustarme.

 ¿Qué propuestas puede encontrar el lector en estas páginas?

Espero que con el libro la gente vaya más lejos y no solo visiten el Capitolio y el Floridita —lo más conocido—, sino que busquen la estatua de Cecilia Valdés, la Casa de Dulce María Loynaz, la Casa de Compay Segundo y lleguen a comer algo en la cafetería La Algarabía en Neptuno, porque hay tantos lugares diferentes que todo tiene su encanto.

Los 500 Secretos Escondidos de La Habana hacen, además, un recorrido por lo mejor de la cocina tradicional y por supuesto, por nuestro riquísimo refranero popular.

Hay un capítulo sobre la comida. Allí encuentras al menos cinco comidas que aquellos que visiten La Habana deben disfrutar: el macho asado, el potaje de frijoles y el quimbombó, realmente deliciosas.

También hay dichos muy pegajosos que escuchas en la calle. Incluí algunos de estos en mi investigación: “lo que se sabe no se pregunta”, “el que no tiene de Congo tiene de Carabalí” y “como no soy bonita, te lo agradezco más”.

¿Qué fue lo que más le llamó la atención de la Capital?

Es muy impresionante, encontré todo tipo de culturas. En primera instancia me atrajo la música y el cine ¡Me encantan las películas cubanas! Pero hay una abundancia de cultura, hay tantas galerías y arte en la calle, que no sabemos dónde mirar primero, a dónde ir. Tal vez por eso llevo La Habana en el corazón.

En el mundo existen otras publicaciones que han estado dedicadas a descubrir los secretos escondidos de importantes ciudades. Se han escrito libros sobre los 500 Secretos Escondidos de Bruselas, Ámsterdam, París, Lisboa, todas ubicadas en Europa. Este libro es el primero que se edita tomando como referente una capital de América. ¿Por qué escoger a Cuba?

Porque La Habana tiene un swing. Y voy a tomar prestadas las palabras de Manolito Simonet. Esta ciudad es magnífica y en el momento en que surgió la idea se hablaba mucho de ella.