Andy Montañez, Premio Internacional Miguel Matamoros

Andy Montañez, Premio Internacional Miguel Matamoros

Etiquetas: 
Escritores, UNEAC, Puerto Rico, salsa
  • Honores en la UNEAC para el cantante y compositor puertorriqueño, Andy Montañez. Fotos: Héctor Navarro
    Honores en la UNEAC para el cantante y compositor puertorriqueño, Andy Montañez. Fotos: Héctor Navarro
  • Honores en la UNEAC para el cantante y compositor puertorriqueño, Andy Montañez. Fotos: Héctor Navarro
    Honores en la UNEAC para el cantante y compositor puertorriqueño, Andy Montañez. Fotos: Héctor Navarro

“Es un honor para nuestra institución, conferirle al cantante y compositor puertorriqueño, Andy Montañez, el Premio Internacional Miguel Matamoros, que otorga la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), no solo por ser un excelente profesional de la música popular contemporánea, sino también por ser un fraterno amigo de la mayor Isla de las Antillas, que ha estado presente en los buenos y en los malos momentos que hemos atravesado durante más de medio siglo, así como un cálido defensor de la Revolución Cubana […]”.

Con esas sentidas palabras, el poeta, escritor y etnólogo, Miguel Barnet Lanza, presidente de la UNEAC, y el maestro Guido López Gavilán, presidente de la Asociación de Músicos de esta institución, en acto solemne efectuado en la sala Martínez Villena, le entregaron al ilustre músico boricua tan honrosa distinción, que solo le ha sido concedida a los populares artistas caribeños Danny Rivera y Johnny Ventura, lauro que no solo lo enaltece a él, como excelente profesional del arte de combinar magistralmente los sonidos y el tiempo, sino también a la patria de don Pedro Albizu Campos (1891-1965) y a la música universal.  

Andrés Montañez Rodríguez (San Juan, Puerto Rico, 1942), o Andy Montañez (su nombre artístico), es un cantautor y salsero, conocido en los cinco continentes como El Godfather de la Salsa o El Señor de Trastallere, ya que es nativo de esa área, ubicada en el barrio capitalino de Santurce.

Ganó fama a escala planetaria como integrante del Gran Combo de Puerto Rico con canciones devenidas verdaderos hits: Las Hojas Blancas, Un Verano en Nueva York, El Barbero Loco, Julia, Ponme el Alcoholado, Juana, Vagabundo, El Swing, Sube Nene, Sube, El Son de Santurce y Don Goyo, entre otras no menos relevantes. Permaneció en esta agrupación durante tres lustros y produjo 26 discos de larga duración.

Después del retiro del maestro Oscar D'León, logró ingresar, en 1977, a la orquesta Dimensión Latina, donde populariza los temas El Eco de un Tambor, Estela Mayombe, Cantares y grabó, con esta agrupación, un  total de ocho discos.

En 1978 formó parte del grupo Puerto Rico All-Stars, donde grabó dos producciones musicales más, aunque consiguió mayor éxito, a escala global, con su propia orquesta, la cual formó en 1980. De esa época se destacan los siguientes temas: Ella, Boca Mentirosa, Mi Otro Yo, Martha, Más que Ayer, La Última Copa, Cobarde, Cobarde, Cuando yo te vi, Casi te Envidio, Payaso, Me Gusta, Genio y Figura, entre otras no menos importantes.

A finales de la década de los noventa fue invitado a participar en la película venezolana Cien Años de perdón como intérprete de dos de los temas que ilustran la trama. El innegable afecto que siente hacia el pueblo venezolano y la recomendación del actor puertorriqueño Daniel Lugo hicieron posible dicha experiencia, y desde entonces, reside en Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela.

En años recientes, se ha unido a otro cantante de salsa, Ismael Miranda, para producir algunos boleros y música bohemia. En 2005, comenzó a experimentar una mezcla entre los ritmos de salsa y reggaetón; combinación que calificara con el nombre de salsatón. En ese esfuerzo, se alió a los raperos Daddy Yankee y Julio Voltio.

En 2006, Andy Montañez y el cantautor cubano Pablo Milanés obtuvieron su primer Grammy Latino por el mejor álbum tradicional.

Por otra parte, El Señor de Trastalleres quien se autoproclamara —por derecho propio— puertorriqueño-cubano ciento por ciento, agradeció el otorgamiento a su humilde persona del Premio Internacional Miguel Matamoros, y declaró ante el público, que abarrotara la sala Martínez Villena, estar en eterna deuda de gratitud con el pueblo cubano, del cual se siente parte, así como con la Presidencia y la Asociación de Música de la UNEAC, por ese sincero homenaje que dedicara a su Borinquen querido.

A continuación, varios vocalistas del patio interpretaron boleros de la autoría de compositores cubanos y puertorriqueños, para agasajar al laureado artista.

A la entrega de este lauro asistieron el escritor Abel Prieto, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; el escritor radial y televisivo Luis Morlote; el crítico y periodista Pedro de la Hoz quien pronunciara las palabras de apertura y el maestro Guido López Gavilán, presidente de la Asociación de Músicos de la UNEAC, así como intelectuales, representantes de la prensa local y músicos puertorriqueños.