Arte y artista, ¿cercanos o distantes?

Mes de la Cultura Francesa

Arte y artista, ¿cercanos o distantes?

Etiquetas: 
Plásticos, Mes de la Cultura Francesa, arte moderno
  • Conversatorio en el Museo Nacional de Bellas Artes por el Mes de la Cultura Francesa en Cuba. Foto del autor
    Conversatorio en el Museo Nacional de Bellas Artes por el Mes de la Cultura Francesa en Cuba. Foto del autor

Sobre la dicotomía entre arte y artista, los pro y los contra que define a ambos, discursó el diálogo entre Jorge Fernández Torres, actual director del Museo Nacional de Bellas Artes y de las tres últimas ediciones de la Bienal de La Habana, y el francés Nicolas Bourriaud, reconocido historiador del arte, curador, pensador y filósofo. El encuentro se originó en la Galería Arte Continua y formó parte de las actividades del Mes de la Cultura Francesa en Cuba.

Bourriaud es creador del concepto estética relacional, revolucionadora teoría sobre el arte que retoma a Marx desde los intersticios sociales, contemplando lo que está afuera y se mueve dentro del capital, es decir, articula la poiesis de Marx desde la práctica del capital.

Según Jorge Fernández, hay fractura en el estudio de las artes visuales, “la estética va por un lado y el pensamiento va por otro. Hay una crisis en la representación, en la democracia sucede igual. Cómo construir los relatos de la sociedad moderna, cómo representar estos en el presente, hay crisis en esto, los sistemas políticos no han sabido pensarse, no se han articulado”, dijo.

Desde una modernidad estancada que se cuestiona constantemente, Nicolás ha retomado el concepto de arte-modernidad desde lo contemporáneo. Sabemos quién es el artista pero, ¿qué es el arte? Para Bourriaud una obra de arte es “una vibración en el tiempo, busca quedarse; la pureza de la misma viene de la complejidad que expresa, es un diálogo infinito”, comentó.

Según su visión, “cultura es la regla, artista es la excepción, debemos escapar de la cultura , es una especie de prisión, no debemos estar prisioneros de los elementos de la cultura, debemos estar radicantes, pegados a la raíz, arte es más importante que la cultura; siempre debemos inventar, más que una idea es una aptitud”, comentó.

Confiesa que el arte es algo mayor que no tiene cuota ni arancel, “es un estado de encuentro, también una especie de vocabulario para la gente que no tiene voz, el espacio de arte es entre personas”, asegura y lo vincula al concepto de estética relacional.

Claro está, que su teoría se relaciona invariablemente a la política, a esa aptitud que tiene el arte y el artista para con lo social, sobre lo cual dijo: “el principal papel político del arte es mantener la idea de construir una sociedad, la sociedad es como una película; el arte nos permite entender qué es este escenario. Tiene alternativa, arte es como una mesa de edición de esta película, es el vehículo que tenemos para viajar por esta realidad. “Debemos entrar con intensidad a este mundo precario”, concluyó.