Aurora Bosch: doctora Honoris Causa en Artes

Aurora Bosch: doctora Honoris Causa en Artes

Etiquetas: 
Escénicos, Honoris Causa, ballet cubano
  • Aurora Bosch distinguida con el título de Doctora Honoris Causa en Artes. Foto: Nancy Reyes
    Aurora Bosch distinguida con el título de Doctora Honoris Causa en Artes. Foto: Nancy Reyes

La primera bailarina y maître Aurora Bosch, una de las cuatro joyas del ballet cubano y universal, recibió el título de Doctora Honoris Causa en Artes, la más alta distinción que otorga la capitalina Universidad de las Artes (ISA), en reconocimiento a su extraordinaria labor en los campos del ballet clásico y la enseñanza artística.

En el Aula Magna de esa casa de altos estudios tuvo lugar la ceremonia, donde el doctor Alexis Seijo, rector del ISA, entregó la condición a Bosch, en presencia de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, miembro de honor del Consejo Internacional de la Danza, y de numerosas personalidades del ámbito social, educacional y cultural de la mayor isla de las Antillas.

Con no disimulada emoción, y ante prolongados aplausos, Aurora recordó el apoyo del Comandante Fidel Castro (1926-2016) a la fundación y desarrollo del Ballet Nacional de Cuba (BNC) y destacó la vasta cultura y espíritu transformador del líder histórico de la Revolución.

Por otra parte, destacó que es momento de reafirmar los valores sobre los cuales se levanta la dignidad nacional, rescatar nuestras raíces multi-étnico-culturales y comprometernos cada día más a perfeccionar la sociedad cubana.

El discurso de elogio estuvo a cargo del laureado dramaturgo y novelista Nicolás Dorr, Premio Nacional de Teatro, quien evocó las características personográficas que la identifican dentro del ámbito danzario y fuera de él: fuerza interpretativa, sencillez, humildad, comprensión, alegría de vivir y amor al prójimo.

De ella se ha dicho, con razón, que es bella, sabia y sensible, y que su nombre había sido muy bien escogido, porque ella nunca dejaba de iluminar el escenario, concluyó.

Aurora Bosch fue alumna de la Academia de Ballet Alicia Alonso, y a partir de 1956 despuntó, en los escenarios con una fecunda carrera artístico-profesional. Actualmente constituye uno de los más sólidos pilares de la Escuela Cubana de Ballet, fundada por Alicia, Fernando y Alberto, y se caracteriza por ser poseedora de una técnica reluciente, tan fuerte como el diamante, según el criterio sustentado por la crítica internacional.

Ha sido laureado con el Premio Ana Pávlova y el Premio Especial de la Asociación de Escritores y Críticos de la Danza por su interpretación de Mirtha, la Reina de las Willis, en el clásico Giselle.