Buen cine en la televisión cubana durante la primera semana de julio

Buen cine en la televisión cubana durante la primera semana de julio

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, televisión cubana, cine internacional
  • El filme es una adaptación del director Cary Fukunaga, con las actuaciones de Mia Wasikowska y Michael Fassbender.
    El filme es una adaptación del director Cary Fukunaga, con las actuaciones de Mia Wasikowska y Michael Fassbender.

Tomando en cuenta que, ya buena parte de los estudiantes del periodo básico y preuniversitario van terminando su curso escolar, la Televisión Cubana comienza a intencionar una programación acorde a esas demandas. Por este motivo espacios como Pensando en 3D, que ahora sale al aire los martes en la tarde por Cubavisión, ofrece a los televidentes el filme turco, pero de producción francesa, Mustang (2015), del debutante Deniz Gamze, nominado a los Oscars a mejor filme de habla no inglesa en su última edición.

Para muchos críticos, la comparación de Mustang con Las vírgenes suicidas (1999), el conocido filme de Sofía Coppola, fue inevitable. Los paralelismos son evidentes. Sin embargo, mientras en aquel filme de Coppola el motivo de que las chicas sufrieran privación a los placeres de la adolescencia no era otro que los padres, herederos de una educación conservadora llevada al extremo por el protestantismo americano; mientras que en Mustang los motivos son culturales y religiosos, de acuerdo a los papeles asignados a la mujer en una sociedad como la turca. A diferencia de Las vírgenes…, estas cinco hermanas son huérfanas de madre y padre, y viven con su abuela y un tío; ambos les privan de una adolescencia que necesita de ciertos desenfrenos para realizarse. De acuerdo a determinados esquemas, superados en otras sociedades, el gran móvil de las prohibiciones no es otro que la virginidad hasta el matrimonio. Así, cualquier relajamiento puede emparentarse a una situación de entrega sexual, y debe ser limitado. Junto a la eficaz dirección, las actuaciones, muchas de ellas debutantes, no desmerecen para nada los elogios, elemento al que habría que sumarle la espléndida música incidental creada por Warren Ellis.

Esta misma tarde de martes, a las 4 p.m., el canal Multivisión exhibe una interesante adaptación de uno de los grandes clásicos de la literatura inglesa, Jane Eyre (2011). Se trata de la adaptación del director Cary Joji Fukunaga, con las brillantes actuaciones de Mia Wasikowska, Michael Fassbender y Judi Dench.

Fukunaga, toda una celebridad desde el lanzamiento de la serie televisiva True detective hace un par de años, dirigida solo por él, ya contaba con algunos trabajos en su haber, entre los que podríamos mencionar a Jane Eyre como uno los más notables. El reto para adaptar la novela de la más talentosa de las hermanas Brontë no era sencillo, basta recordar que se trata de una pieza revisada una y otra vez por el cine, una relación que comenzó en 1943 cuando Orson Welles y Joan Fontaine protagonizaron el dueto de amantes. Pero el realizador estuvo a la altura de las circunstancias, manteniendo la corrección y la contención a la hora de edificar esta historia de sufrimientos.

Una de las joyas de esta semana se debe al espacio Pantalla documental (miércoles 10:00 p.m., Canal educativo), que estrena una película de quien podría considerarse el más grande documentalista norteamericano contemporáneo: Errol Morris. Se trata de The Unknown Known: The Life and Times of Donald Rumsfeld (2013), que sondea la carrera de quien fuera Secretario de Defensa de Estados Unidos con Gerald Ford y con George W. Bush.

Errol Morris, conocido por su carrera en temas jurídicos y políticos de la esfera norteamericana, regresa a las pantallas con este material que comienza develando la contradicción enunciada desde su nombre. Este curioso título se desprendió de la respuesta que diera Donald Rumsfeld, en 2002, a un periodista que le preguntaba por las pruebas de que Sadam Hussein poseía armas de destrucción masiva: “Hay certezas conocidas y certezas desconocidas. Luego hay cosas que no sabemos (…) Es decir, cosas que creías que sabías, pero que luego resultó que no podías saber”. Como se conoce, la respuesta desemboca en una incertidumbre, pues esa dialéctica ociosa sirvió como base a una guerra que sembró el terror, más terror habría que decir, en el medio oriente islámico. La invasión y rápida ocupación de Kabul, la huida de Osama Bin Laden hacia Pakistán, son partes de una historia que aún parece no haber terminado, un misterio que permanece, pero que toma un color menos oscuro luego de visionar este material de Morris.

Por su parte, en Cine deportivo, espacio de los jueves por Telerebelde a las 9:00 a.m., podrá verse Creed (2015), drama dirigido por Ryan Coogler y nominado a los Oscar en varias categorías. Protagonizada por un exquisito Michael B. Jordan, junto al forzoso regreso de Sylvester Stallone en un papel de rocky jubilado y olvidado. El filme narra la historia de una voluntad que se enfrenta a un conjunto de pruebas para lograr su objetivo: triunfar en el mundo del boxeo, aunque en realidad, como los viejos mitos del psicoanálisis, la película trata de lidiar agonísticamente con la figura del padre, cuando un hijo bastardo, no reconocido vive de manera lujosa: tiene una novia encantadora y estudia una carrera para volverse un profesional letrado; sin embargo puja por seguir los pasos del padre, quien fuera en el pasado, un renombrado campeón de boxeo profesional.

Este mismo jueves pero en la noche podrá verse, en Cine de horror, la película española El orfanato (2007), de José Antonio Bayona. Con el aval de Benicio del Toro, quien había corrido con suerte ya en este género, Bayona se adentra en el horror con soltura y habilidad, pues logró penetrar tanto en Cannes como en la gran taquilla de su país. La respuesta a esto sea tal vez que su director no intentó una película de miedo a secas, sino que trató de construir un drama, según contó en varias entrevistas, con mixturas hacia el horror más tenebroso. Filmada en Asturias, El orfanato es, junto a Los otros, de Amenábar, una de las grandes películas españolas que sondean un espacio poco explorado por los cines nacionales europeos.

Cierro mi comentario de esta semana, invitando a la reposición de Kill Bill vol.1 (2003), la conocida película de Quentin Tarantino. Podrá verse este viernes pasadas las doce de la noche. El filme escenifica el giro de Tarantino hacia una mixtura más radical, hacia búsquedas visuales no probadas antes por su mano. Su cine, seguido por miles de fanáticos, debido a la jerga de sus personajes, a la elegancia de sus guiones y a las virtuosas torceduras narrativas de su escritura, no había alcanzado, como sucede a partir de esta obra maestra del nuevo siglo, una atención en apartados como dirección de arte, montaje y fotografía. La historia de venganza que pone en práctica la Bamba negra, nombre de guerra del personaje encarnado por una resuelta Uma Thurman, contra los miembros del escuadrón asesino Víbora Letal (Daryl Hannah, Vivica A. Fox, Michael Madsen y Lucy Liu), sirve de pretexto para hilvanar un detallado baile de disfraces entre géneros cinematográficos que alcanza más de un paroxismo.