Candita Batista: entre las grandes vocalistas cubanas

Candita Batista: entre las grandes vocalistas cubanas

Etiquetas: 
Músicos, Homenaje, UNEAC, jóvenes
  • Candita Batista, la Gran dama de la canción. Foto del autor
    Candita Batista, la Gran dama de la canción. Foto del autor

La camagüeyana Candita Batista es sin lugar a dudas una de las más grande vocalistas cubanas del siglo XX y XXI. Con pasión y amor dedicó tres cuartos de siglo a la canción y los escenarios.

Falleció el 1ro de abril de 2016 a los 99 años de edad. La conocida universalmente como Vedette Negra de Cuba, la ovacionaron grandes multitudes en casi 20 países de América, Europa y África. La veíamos caminar por las calles de adoquines de su querida Ciudad de los Tinajones con su alegría y carisma de Gran Dama de la canción. En la tierra que la vio nacer el 3 de octubre de 1916 la consideran una figura emblemática de la cultura cubana.

Saltó a la gloria tras someterse a la evaluación, en 1932, ante un tribunal integrado por figuras de prestigio universal como los cubanos Adolfo Guzmán, Rafael Somavilla, Aida Diestro, Jesús Ortega, Isolina Carrillo, Armando Romeu, Mario Romeu, Fernando Mulens y José Ramón Urbay.

Se recuerdan sus actuaciones en Nicaragua, Guatemala, Honduras, Panamá, Colombia, España (trabajó en un espectáculo del cabaret Casablanca de Madrid), Alemania, Francia (se presentó en el Olympia de París, con Maurice Chevalier y Charles Aznavour), Suiza, Holanda, Italia (en su actuación en Roma, estuvo presente Farouk, Rey de Egipto), Portugal, Bélgica, Dinamarca y Marruecos, entre muchos otros.

Candita Batista, actuó en importantes espectáculos efectuados en esta ciudad. Con orgullo llevaba sobre su pecho de mujer abnegada y noble, la Medalla Alejo Carpentier, la Distinción por la Cultura Nacional y la placa conmemorativa 45 Aniversario de la Universidad “Ignacio Agramonte Loynaz”, entre muchas otras. La Vedette Negra de Cuba será siempre una figura emblemática de la cultura universal.

“Todos los públicos me han querido, y yo también los he adorado”, afirmó una vez muy emocionada, porque para ella Cuba y el escenario eran alma, corazón, sentido de vida y alegría.

Mantuvo estrechos vínculos culturales con la filial camagüeyana de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), que agrupa a jóvenes creadores y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de la que fue miembro.

Su alegría por la vida y el amor por la canción se reflejaban en su permanente expresión que captamos con la cámara fotográfica en uno y otros encuentros. Imborrable su sonrisa cuando el 11 de octubre de 2014, en la sede la AHS, muy emocionada cantó el inmortal bolero Angelitos Negros, durante tres minutos y 45 segundos, pieza que la hizo famosa en América y Europa.

“Un abrazó, saludo y felicitación profunda para los jóvenes artistas de Cuba”, expresó aquella tarde de octubre, conmovida, la cantante afrocubana, como también se le conoce a esta gloria de la cultura nacional.

“A ellos le regalé la melodía, manifestó Batista con lagrimas en los ojos, por ser leales a su público y a su patria”.

Expuso que hacía mucho que no cantaba, pero “la emoción y sorpresa de ver a tantos jóvenes junto a mí, me inspiraron a hacer un esfuerzo. Ellos se lo merecen, me esmeré y me salió la vocalización”, aseveró.

Devenida una de las grandes de la cancionística de todos los tiempos, cumplió 99 años de edad el 3 de octubre de 2015 y 77 años de vida artística.