Carlos Crespo, el viento…

Carlos Crespo, el viento…

Etiquetas: 
undefined
  • Diseño de cubierta.
    Diseño de cubierta.

En esta nueva entrega para Ediciones UNIÓN, Carlos Crespo (La Habana 1947), nos introduce en episodios acaecidos a la humanidad desde sus inicios, ejerciendo una síntesis hábil, propia de alquimista.

El libro en su totalidad es una joya disfrutable, donde los episodios que transcurren, vivenciados o no por el poeta, nos mantiene desentrañando el lenguaje sencillo de sus textos, que en apariencia muestran de golpe un discurso lineal.

Lo cierto, bajo esa apariencia hay toda una urdimbre de elementos poéticos que hacen del libro objeto de interés, pues si bien de alguna manera tiene implícito determinadas alusiones a otros autores de renombre, no cae en el facilismo ni el falso oficio, sino en la mirada aguda y esa mala lectura de la que hablara Harold Bloom.

En el texto: La bella encantadora de serpientes, el autor se luce en giros que parecen destronarnos las entendederas, sin embargo lo que no dice es lo que salta a la vista, de una manera sutil y a la vez agónica, que nos hace padecer los sentimientos de perdida o despedida hacia alguien que de cierta forma influyo en nosotros.

También en Pompeya, traza una manera de aprehender lo que por evidente no caímos en cuenta.

Este libro, editado por Jamila Medina, una autora exquisita y de sensibilidad innegables, me parece un logro de Ediciones UNIÓN, si bien no he encontrado libros de este autor ya sea por agotados en librerías o por falta de nuevas ediciones, tengo interés en disfrutar su primer libro ganador del Premio Pinos Nuevos en 1996 y titulado Charlot, padre mío…

Por lo demás, Carlos Crespo se luce poeta definitivo, y en El viento y las Sombras, uno encuentra la maravilla del asombro.