Cecilio Avilés: Un comunicador multifacético

Cecilio Avilés: Un comunicador multifacético

Etiquetas: 
Audiovisuales, Cultura Comunitaria, UNEAC, Cecilio Avilés, Casa de la Cultura
  • En pleno juego educativo con sus niños y niñas. Fotos de la autora
    En pleno juego educativo con sus niños y niñas. Fotos de la autora
  • En pleno juego educativo con sus niños y niñas. Fotos de la autora
    En pleno juego educativo con sus niños y niñas. Fotos de la autora
  • En pleno juego educativo con sus niños y niñas. Fotos de la autora
    En pleno juego educativo con sus niños y niñas. Fotos de la autora

Un domingo mañanero de fuerte sol, a pesar de transcurrir noviembre, escuché voces infantiles en el Hurón Azul de la UNEAC, en el Vedado. Por curiosidad entré y encontré decenas de niños y niñas enfrascados en dibujar y en…jugar.

Al frente, con pizarrón y seis bocetos de rostros, estaba un conocido para mí: Cecilio Avilés. Indicaba como  armar cada una de las caras, mientras los inquietos alumnos se le acercaban a ver en vivo al mago que algunos días  les habla por la televisión, temprano en la mañana y mientras toman el desayuno aprenden a pintar un león o una paloma.

Por  las mesas del Hurón Azul, entre los muchachos,  transitaban los maestros que se encargan de verificar lo que  van pintando y también de  repartir los lápices de colores y hojas para pintar.

Hubo un concurso y premiaron a los ganadores, con  plumones, bolígrafos o blocks, y los triunfadores enseñaban los artículos a sus familiares y compañeros de “estudio” con la inmensa alegría de quien muestra un trofeo.

Entregaban los útiles de dibujar y jugar, amigas y amigos europeos que en  gesto solidario contribuyen con Cecilio y sus huestes. Toda esta historia comenzó 23 años atrás, cuando en la Casa de la Cultura de La Habana Vieja, nació el proyecto comunitario de Cecilio. Desde entonces han recibido una que otra ayuda para desarrollar su labor comunitaria.

Imagen 3  fue el nombre escogido por este promotor,  que  trabaja con un denominador común: La Fiesta del Saber–Para Aprender Disfrutando, que expone y se abre al barrio con diversos talleres  que cada domingo en  el Paseo del Prado “imparten los creadores de manera gratuita, al alcance de quienes deseen participar, para todas las edades y abarcando, no solo la plástica, sino también la música y la literatura.”

El padre de los personajes de Cecilín y Coti, (publicados en varios libros de historieta  y llevados a dibujos animados) ha logrado que se combinen diversas manifestaciones artísticas en  esos fines de semana en  los que numerosos maestros formados por él, imparten talleres de historieta, pintura, música y otros haceres, en  los añejos muros del Prado.

Merecedor de múltiples reconocimientos,  Cecilio es autor de libros en los que combina el humor con lo didáctico, en un método que le ha servido a otros interesados para utilizar su original forma de enseñar.

Si cada fin de semana el Prado se llena de menores manoseando expresiones artísticas, un sábado del mes, en las mañanas el punto de reunión es la UNEAC.

Pero si toda esta labor comunitaria y productora de libros, hace que Cecilio sea conocido y respetado, es la televisión lo que lo ha convertido en un amigo y referencia para niños y niñas. El también músico, ha conseguido transitar de alguna manera con  la técnica televisiva, y continúa siendo un referente para futuros pintores, dibujantes o sencillamente hombres y mujeres que disfruten del arte.

 

Tomado de Cubasí