Circuba deleita al Papa Francisco

Circuba deleita al Papa Francisco

Etiquetas: 
Circo Nacional de Cuba, Papa Francisco
  • Han dejado una huella imborrable en la nación europea y en el corazón del Santo Padre. Fotos: cortesía del Circo Nacional de Cuba
    Han dejado una huella imborrable en la nación europea y en el corazón del Santo Padre. Fotos: cortesía del Circo Nacional de Cuba
  • Han dejado una huella imborrable en la nación europea y en el corazón del Santo Padre. Fotos: cortesía del Circo Nacional de Cuba
    Han dejado una huella imborrable en la nación europea y en el corazón del Santo Padre. Fotos: cortesía del Circo Nacional de Cuba
  • Han dejado una huella imborrable en la nación europea y en el corazón del Santo Padre. Fotos: cortesía del Circo Nacional de Cuba
    Han dejado una huella imborrable en la nación europea y en el corazón del Santo Padre. Fotos: cortesía del Circo Nacional de Cuba

Los artistas de la Compañía Havana, del Circo Nacional de Cuba, deleitaron al sumo pontífice de la iglesia católica con una memorable función que culminó con la conga ¡Oh La Habana! Las imágenes resultan determinantes, en estas el Papa Francisco esboza una sonrisa y aplaude ante el espectáculo con el que celebró su onomástico 81.

“¡Quisiera agradecer al circo cubano por este bello espectáculo! ¡Gracias!”, expresó a los jóvenes artistas, quienes entregaron una presentación a la altura de su preparación y virtuosismo. Además los denominó como “artesanos de la fiesta, de la maravilla, de lo bello, los que “enriquecen la sociedad de todo el mundo, con la ambición también de alimentar sentimientos de esperanza y confianza”.

Circuba viajará por seis ciudades italianas hasta el 28 de enero. Han dejado una huella imborrable en la nación europea y en el corazón del Santo Padre. Después de la actuación de un pequeño coro de niños polacos, un malabarista cubanocausó admiración entre el público por la destreza y elegancia de su estilo al validar de esta manera una profesión que requiere de esfuerzo y entrega.

Para finalizar por todo lo alto, uno de los músicos le cantó feliz cumpleaños al ritmo de una trompeta. Los bailarines, vestidos con trajes típicos cubanos, también conquistaron la admiración de los presentes. Es solo el inicio de un intercambio cultural entre ambos países, que de seguro traerá buenos y exitosos frutos.