Cirules, Ángel Escobar y Paul Valéry abren el Foro Literario de la UNEAC

26 Feria Internacional del Libro de La Habana

Cirules, Ángel Escobar y Paul Valéry abren el Foro Literario de la UNEAC

Etiquetas: 
Escritores, sala Villena, Feria Internacional del Libro 2017
  • La literatura al debate en la sala Villena de la UNEAC.
    La literatura al debate en la sala Villena de la UNEAC.

El Foro Literario que cada año organiza la Asociación de Escritores de la UNEAC como parte de las actividades de la Feria Internacional del Libro inició ayer con un homenaje al libro El cementerio marino, del francés Paul Valery, y a los cubanos Ángel Escobar y Enrique Cirules.

El primer panel dedicado al poema más recordado de Valéry, con motivo del acercamiento al centenario de la publicación de dicha obra; estuvo presidido por el ensayista Enrique Saínz, el poeta Alberto Marrero y el escritor mexicano Patricio Zapata.

En su intervención, Saínz se refirió a puntualmente a la tercera reedición del libro a cargo de la editorial mexicana Juan Pablos, que cuenta con su presentación –escrita para la primera edición– y la traducción y el ensayo crítico del escritor también mexicano Julio Moguel.

“A Valéry lo tradujo también un gran poeta español, Jorge Guillén, discípulo suyo por más de una razón, pero estimo que la versión de Moguel no es inferior en esencia. Sorprende que Moguel nos haya dado una versión tan limpia, fluida, de una fidelidad que no se alcanza con ligereza,” explicó Saínz.

Más adelante puntualizó que con este libro podrán los lectores hispanos acercarse una vez más a esta figura francesa y mundial y a un poema de la literatura de todos los tiempos que, como dijera Víctor Jiménez en la presentación al libro, “son poemas que nunca dejarán de traducirse en cualquier plazo futuro que imaginemos”.

Seguidamente correspondió el panel dedicado al poeta Ángel Escobar. Presidido por la poeta Soleida Ríos, la mesa acogió a Basilia Papastamatíu, Efraín Rodríguez Santana, Adriana Marcelo y Rito Ramón Aroche.

Sobre el poeta, Efraín Rodríguez Santana puntualizó que “Ángel Escobar sigue siendo una gran fuente de sorpresas por la poesía, sigues enfrentándose a sus textos y quedar deslumbrado, está fuera de cualquier etiqueta y de cualquier generación. Fue creando una obra que sigue siendo muy peculiar”.

Interrogantes como ¿por qué escribió una poesía tan diferente del resto de las anteriores generaciones? Fue el centro del debate que tuvo lugar aprovechando la fecha en que se cumplen 20 años de su muerte.

Sobre esto, Efraín acotó que “hay que recordar que eso últimos cinco libros que arrancan con Abuso de confianza y que terminan en La sombra del decir son estrictamente únicos, no pueden compararse absolutamente con nada dentro de la poesía cubana, y en ese gran caldero de cinco libros está toda la angustia del hombre poseído por la esquizofrenia”.

Más tarde, Basilia leyó su texto Ángel expulsado de sí en el que destacaba que:

“En una breve nota que Ángel me escribió en 1984 me comentó con respecto a sus textos: Aquí hay un ser que arde y proto-agoniza en el decir. De esta manera se declaró el protagonista agonizante de sus versos reafirmando la convicción romántica de que el yo del autor siempre está y debe estar en la poesía para que esta verdaderamente sea. Para él su poesía era una necesidad de su existencia”.

Por último, la filóloga Adriana Marcelo comentó que “Su universo poético es un continuum de intentos por reflejarse, un batallar contante con las formas, el lenguaje, con el yo y con los otros, es la batalla consigo mismo, prueba que falla una y otra vez, la que con más fuerza acarrea la desesperanza, apresura un final que el artista había intentado postergar refugiándose en su poesía. Nuestra tarea como lectores conmovidos por la pasión que despiertan sus versos resulta entonces acatar el desafío que propone una poesía auténtica como pocas”.

El cierre del primer día de eventos estuvo a cargo de un panel en memoria de Enrique Cirules, donde participaron Fredy Moro, Pedro Margolles y Emilio Comas, momento también para destacar la impronta de este escritor y ensayista, famoso por su libro El imperio en La Habana y que recientemente conmovió a Cuba con la triste noticia de su fallecimiento.