Con sabor y tradición para la cocina cubana

Con sabor y tradición para la cocina cubana

Etiquetas: 
Escritores, sala Villena, cocina
  • En el segundo encuentro especial atención mereció el tema de las recetas cubanas que han perdido su esencia con el paso de los años. Fotos: Rubén Ricardo Infante
    En el segundo encuentro especial atención mereció el tema de las recetas cubanas que han perdido su esencia con el paso de los años. Fotos: Rubén Ricardo Infante
  • En el segundo encuentro especial atención mereció el tema de las recetas cubanas que han perdido su esencia con el paso de los años. Fotos: Rubén Ricardo Infante
    En el segundo encuentro especial atención mereció el tema de las recetas cubanas que han perdido su esencia con el paso de los años. Fotos: Rubén Ricardo Infante

Mantener y defender los valores del arte culinario cubano, como un rasgo más de nuestra identidad, motivó un debate ameno y desenfadado en torno a la presencia de la cocina en la literatura en la sala Villena de la UNEAC.

Más que un panel de especialistas y público, fluyó la conversación entre miembros de la Federación de Culinaria; Cubapaladar, un blog especializado en crítica culinaria; proyectos como Cocina y Cultura Alimentaria con el chef Enoch Tamayo; los reconocidos José Lamas y Vilda Figueroa; todos bajo la conducción de Ciro Bianchi y su esposa la periodista Mayra Gómez. El encuentro estuvo prestigiado, además, con la participación de Alex Pausides, presidente de la Asociación de Escritores de la organización.

¿Cómo influye la cocina en las distintas manifestaciones artísticas? ¿Cómo se defiende, desde este oficio, la identidad cubana? ¿Qué espacios de socialización existen en el país para hacer valer la cocina cubana como parte de nuestro patrimonio cultural? Estas y otras interrogantes fueron ampliamente debatidas por los participantes en esta primera jornada.

Otro punto de atención giró en torno a la poca visibilidad que recibe la literatura sobre dicho tema por parte de las editoriales cubanas, contrario a la reacción del público que cada vez más busca en las ferias del libro propuestas de este tipo. Fueron recordados así, programas como los de Nitza Villapol, Con sabor, entre otros cuyo objetivo era aportar ideas, renovar recetas y adecuarlas a la realidad de quien las preparaba.

Especial atención mereció el tema de las recetas cubanas que han perdido su esencia con el paso de los años y la influencia de otras culturas. La frita, como se le conoce en la Isla, resulta plato típicamente cubano que ha estado presente desde inicios del siglo XX, no solo en espacios informales, sino también en la alta cocina, de ahí su importancia en tanto parte de nuestras tradiciones.

Esta iniciativa, cuyo objetivo es visibilizar la literatura culinaria, e incluso crearla, llenando así los vacíos informativos; tiene previsto un encuentro los primeros viernes de cada mes para debatir los temas de la historia de nuestros platos típicos, la defensa de la cocina auténtica cubana, la guía de los libros publicados hasta el momento, las novedades editoriales y proyectos afines.