Concierto de Huberal dedicado al Natalicio de Lecuona

Concierto de Huberal dedicado al Natalicio de Lecuona

Etiquetas: 
Ernesto Lecuona, Museo Nacional de Bellas Artes
  • Huberal rinde homenaje a Lecuona
    Huberal rinde homenaje a Lecuona

 

Hace sesenta años el Dr. Huberal Herrera Lescano decidió abandonar el ejercicio de la abogacía que ejercía en el Tribunal de Cuentas de La Habana, y dedicarse plenamente a la música y al piano. Fue entonces que abandonó la Isla para emprender la mayor gira artística de su vida, de 1957 a 1959, que le llevó a presentarse  en los escenarios de numerosos países de Europa, Medio Oriente y Asia. Desde siempre ha sido el mayor devoto en la conservación y promoción de la obra de Ernesto Lecuona, el más universal de los músicos cubanos.

Con motivo del Aiversario 122 del Natalicio de Ernesto Lecuona, el maestro Huberal, que hace poco arribó a la edad de 88 años, le dedicó un recital en la Sala Teatro del Museo Nacional de Bellas Artes, el sábado 15 de julio último, a las siete de la noche.

Los acordes de Danzas Cubanas abrieron el impactante espectáculo y, con la maestría que le caracteriza, sonaron una tras otra: No hables más, No puedo contigo, Ahí viene el chino, ¿Por qué te vas? y En tres por cuatro. El aplauso y la complicidad de un público cautivado hizo resonar los primeros bravos.

La estructura matemática del concierto se hizo sentir con 3 piezas características de Lecuona: Preludio en la noche, La Habanera y Mazurca en glisado .La obra de Ernesto Lecuona ha tenido en el maestro Huberal a uno de sus más acuciosos investigadores y dotado intérprete. Sorprende verle ese prodigio de memoria y fabulosa digitación para interpretar obras de indudable complejidad.

Le siguió 3 Danzas afrocubanas, con  obras más conocidas e interpretadas como La comparsa, Danza lucumí y Danza de los ñáñigos. Para cerrar el primer tiempo de su concierto, Huberal interpretó tres valses: Crisantemo, Vals de las sombras y Vals Azul. Una cortina de aplausos dio paso a un breve descanso.

Para el cierre seleccionó las obras más auténticamente españolas del maestro Lecuona, como son: Ante el Escorial y la Suite Andalucia compuesta por Córdoba, Andaluza, Alhambra, Gitanerías, Guadalquivir y Malagueña. El público, a los gritos de bravo y con cerrados aplausos, logró un extra especial con la interpretación de Damisela Encantadora, Siempre en mi corazón y Aragón.

Satisfecho y emocionado por las muestras de afecto y cariño de un público fiel, Huberal siente que ha cumplido su compromiso con Lecuona.

Para el 26 de septiembre está previsto su presentación en  el Instituto Cervantes de Nueva York para el concierto Rosas para Ernesto Lecuona  en unión de la soprano española Ana María Ruimonte que forma parte de un disco con el mismo nombre editado por Owlsong.

Su última presentación en New York fue en 1999, invitado por la American Composer Orchestra al Festival Sonidos de las Américas, donde interpretó obras de Ernesto Lecuona, Felix Guerrero, Marco Rizo Ayala y Juan Piñera.