Concluyó el Festival de Trovadores Longina

Concluyó el Festival de Trovadores Longina

Etiquetas: 
Músicos, Villa Clara, conciertos, trova
  • “Defiendo al Longina porque es un evento que defiende este tipo de canción”, dijo el cantautor Tony Ávila. Foto del autor
    “Defiendo al Longina porque es un evento que defiende este tipo de canción”, dijo el cantautor Tony Ávila. Foto del autor

Después de seis días de descargas, conversatorios y recitales concluyó en Santa Clara el XXII Festival Nacional de Trovadores Longina al que asistieron unos treinta trovadores de varias generaciones y estilos de esa expresión musical.

El cierre estuvo a cargo del cantautor Yatsel Rodríguez y su grupo y del poeta y trovador cienfueguero Ariel Barreiros;  los que protagonizaron un concierto en el Teatro La Caridad, en el que interpretaron canciones de ambos creadores.

Desde el pasado martes 9 y hasta el domingo 14, se sucedieron decenas de actividades en las principales instituciones culturales de Santa Clara y Caibarién; incluyendo las realizadas en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas y una peregrinación al cementerio de la localidad donde reposan los restos del trovador Manuel Corona y de Longina, su musa inspiradora.

Esta edición estuvo dedicada a la cantautora santaclareña Teresita Fernández y a la Habanera como género musical y contó con la presencia de los reconocidos músicos Polito Ibáñez, Gerardo Alfonso y Tony Ávila, quienes ofrecieron conciertos en varias instituciones y en el propio Teatro La Caridad.

Todos ellos quedaron muy satisfechos por la calidad organizativa y la respuesta del público en esta edición del Longina y prometieron volver cuando se les invite.

Tony Ávila dijo a la prensa que: “defiendo al Longina porque es un evento que defiende este tipo de canción, a contracorriente, y que haya jóvenes que apuestan por la poesía, por lo bello, es fascinante. Santa Clara lleva en sus genes hacer este encuentro multigeneracional, no creo que haya otra ciudad como esta para acoger una cita similar”.

Otras sedes del festival fueron el Centro Cultural Mejunje, la Casona de la UNEAC, la Galería de Arte y el Museo de Artes Decorativas, donde asistieron miles de personas, sobre todo jóvenes, que gustan de la canción de amor e inteligente.

El Longina, como se conoce el evento, es organizado cada enero en Santa Clara por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y se ha convertido en el principal festival trovadoresco de Cuba, dada su amplia capacidad de convocatoria entre los artistas y el público.

Ya fue lanzada la invitación para la próxima edición a realizarse en enero del 2019, la que estará dedicada a la versión musical de la Décima y a la compositora santaclareña Ela O’Farril fallecida en octubre del 2014 en México y autora de la famosa canción Adiós felicidad.