Crónicas para recordar En silencio…

Crónicas para recordar En silencio…

Etiquetas: 
Escénicos
  • Durante la entrega de la condición de Miembro de Honor de la UNEAC a Alfonso Arau. Foto: Rubén Ricardo Infante
    Durante la entrega de la condición de Miembro de Honor de la UNEAC a Alfonso Arau. Foto: Rubén Ricardo Infante

Hoy conversamos con Rolando Núñez, quien también tuvo su protagónico en la afamada serie En silencio ha tenido que ser. Quizás a los lectores este nombre les diga poco, pero si les digo que se trata del “Bota perro” sé que enseguida lo van a identificar.

Ahora evocamos algunas facetas de este formidable actor, que con cada una de sus actuaciones nos deja un grato recuerdo.

Cuenta Rolando que sus inicios fueron en el teatro de aficionados de la Fuerzas Armadas Revolucionarias, donde recibió las primeras clases de actuación. Después se convirtió en instructor de arte. En 1975 regresa al teatro como actor en el grupo Bertolt Brecht, pero aun no había incursionado en la televisión.

Con gran regocijo evoca su llegada a ese medio cuando le proponen interpretar un papel en la serie En silencio ha tenido que ser. Su personaje es un oficial de la seguridad llamado Julián, que atendía a Félix Pérez y a Mario Balmaseda.

Después trabajó en otras series policíacas, entre ellas: Juego en defensa propiaLa frontera del deber, Día y noche y Su propia guerra. En esta última encarna al personaje que lo hizo famoso en el pueblo el “Bota perro”.

Sin embargo, confiesa el actor que de En silencio… tiene “recuerdos indelebles, que ya se van convirtiendo un poco en leyenda”. Durante la filmación, que muchas veces duraba horas, pudo relacionarse y conocer amigos entrañables. Asimismo resalta que aunque llevaban a la pantalla  una ficción, tanto él como sus colegas sabían que “había hombres y mujeres que entregaban su vida para defender lo que tanto esfuerzo estaba costando”.

A Chucho Cabrera y luego a Abel Ponce, le debe el actor que es hoy. Eran una verdadera familia tanto actores como personal  técnico. Había una compenetración que ha perdurado en su memoria y este serial marcó pautas para él, tanto como actor como ser humano.

Por eso, Rolando Núñez desea que repongan la serie, para que las nuevas generaciones valoren el sacrificio que enfrentaron nuestros Cinco Héroes que hoy ya se encuentran junto al pueblo cubano.

Tomado de: Portal de la Televisión Cubana