Daniel Viglietti es miembro de honor

Daniel Viglietti es miembro de honor

Etiquetas: 
Músicos, Feria del Libro 2016, Uruguay, trova, UNEAC
  • En la entrega de la alta distinción Miguel Barnet señala la amistad que une a Daniel Viglietti con Cuba. Foto: Roberto Bello
    En la entrega de la alta distinción Miguel Barnet señala la amistad que une a Daniel Viglietti con Cuba. Foto: Roberto Bello
  • En la entrega de la alta distinción Miguel Barnet señala la amistad que une a Daniel Viglietti con Cuba. Fotos: Héctor Navarro
    En la entrega de la alta distinción Miguel Barnet señala la amistad que une a Daniel Viglietti con Cuba. Fotos: Héctor Navarro
  • En la entrega de la alta distinción Miguel Barnet señala la amistad que une a Daniel Viglietti con Cuba. Fotos: Héctor Navarro
    En la entrega de la alta distinción Miguel Barnet señala la amistad que une a Daniel Viglietti con Cuba. Fotos: Héctor Navarro

“Para que no olvides nunca a la UNEAC”. Así resumió el escritor y etnólogo Miguel Barnet, el más reciente reconocimiento conferido por la institución cultural al cantautor uruguayo Daniel Viglietti. En una pequeña sala llena de amigos y admiradores de la obra de este hombre todo música, Barnet anunció la decisión del Secretariado de la UNEAC de reconocer el trabajo de este gran “trovador, poeta y amigo de Cuba y también de nuestra Revolución”.

En sus palabras de gratitud, Viglietti aseguró estar sorprendido por tan alto reconocimiento. “La responsabilidad de ser miembro honorífico junto a tanta gente ilustre, algunos aquí presente y otros que ya no están, es muy grande. No es una frase hecha, es todo un desafío”.

También rememoró algunas de sus visitas anteriores a la Isla, imprescindibles en su pensamiento latinoamericanista. “Estoy muy agradecido que esto ocurra en la UNEAC donde tengo muchos recuerdos, aparte de contar con la presidencia de mi querido compañero Miguel Barnet. Tengo recuerdos muy anteriores, no a mi primer viaje a Cuba en 1967, sino el segundo en el 72 para el Encuentro de Música Latinoamericana. Aquí, en la UNEAC, yo entrevisté a Nicolás Guillén. No era fruto de la casualidad, yo había puesto música años antes a varios poemas de Nicolás. Y en el 67 había sido testigo de su tremenda intervención en la velada solemne al Che en la Plaza de la Revolución en octubre; así que en el 72 tuvimos un mano a mano, entrevistaque aún conservo.

“De modo que se juntan tantas cosas: la vinculación con Casa de las Américas, Lesbia que es una de las figuras históricas. Todo esto se junta en el corazón para agradecerles a nombre mío, de mi compañera Lourdes, lo que significa esto y tratar de seguir estando a la altura. Siempre he intentado que ninguna altura nos produzca mareo. Esa tesitura ha sido heredada de Mario Benedetti, ese gran ausente, tan querido, también de Eduardo Galeano, dos compañeros entrañables…

“Con todo mi amor por esta Cuba global, entera, la Revolución Cubana que es el corazón izquierdo de esta Isla y que sigue siendo para muchos de nosotros un ejemplo, un motor, en medio de las transformaciones, las nuevas búsquedas, las nuevas confrontaciones, las nuevas lecturas del porvenir pero sin renunciar a ciertos preceptos muy fuertes a los cuales tratamos de ser “fideles” y tratamos de seguir siendo guevareanos”, aseveró el nuevo miembro de la UNEAC.

No faltaron los aplausos y las sonrisas de felicidad por estar presenciando una declaración de amistad sincera, de reconocimiento por tanto cariño hacia los cubanos y su proyecto de justicia social. Daniel confesó que esta membresía era “inmerecida” pero la asumía con total responsabilidad. Para despedirse cantó un fragmento de uno de sus temas más conocidos: “Me matan si no trabajo, y si trabajo me matan. Siempre me matan, me matan, ay, siempre me matan… y gritó “por la vida, con la Revolución cubana”.

Entre los presentes se encontraba el cónsul de la embajada de Uruguay en Cuba, el vicepresidente primero de la UNEAC, Luis Morlote, y otros directivos de la institución como Digna Guerra, Lesbia Vent-Dumois, Guido López Gavilán, entre otros.

Para los más jóvenes que aún no conocen la obra de este amante eterno de Cuba, la Casa de las Américas acogerá el próximo concierto del uruguayo, el día 18 de febrero, a las 7:00 p.m., para su canto rendir tributo al escritor Mario Benedetti.