De novelas y otras historias

De novelas y otras historias

Etiquetas: 
Escritores, sala Villena, UNEAC, Literatura, Coloquio Nacional de Narrativa
  • Última sección del Coloquio Nacional de Narrativa coordinado por Alberto Guerra Naranjo.
    Última sección del Coloquio Nacional de Narrativa coordinado por Alberto Guerra Naranjo.

Como parte del coloquio nacional de narrativa celebrado por estos días en la UNEAC, se realizó un panel sobre la novela escrita y publicada hoy en Cuba.

En el espacio, que coordinó Alberto Guerra Naranjo, intervinieron los escritores Emmanuel Tornés, Rodolfo Duarte, Emilio Comas y Julio Travieso.

Entre los aspectos más relevantes señalados sobre el tema, resaltaron los conflictos alrededor del acto creativo y el uso de las nuevas tecnologías como única fuente de estímulos e información.

Oportunamente uno de los panelistas, Rodolfo Duarte, representa un ejemplo de lo que se concibe como un novelista auténtico; a decir de Emmanuel Tornés, “un lezamiano por excelencia”.

Duarte contó sus experiencias creando las obras La dama del lunar y Bodegón con Manuela, la cofradía y la muerte, para las cuales precisó una acuciosa investigación, revisión bibliográfica y amplia demanda cultural.

En este punto el escritor pinareño, así como sus colegas asistentes a la jornada, coincidieron en que a la par de la imaginación y los conocimientos literarios, la historia que sustenta una novela debe contener siempre un entramado profundo de la realidad. Para eso, evidentemente, se necesita una estrategia investigativa y la suspicacia de saber dónde encontrar los datos más certeros.

Por otra parte, se debatió sobre la multiplicidad de ofertas en cuanto a novelas cubanas, enfatizando en la ausencia de espacios críticos para encaminar a los lectores hacia los mejores volúmenes. De ahí que se respire un consenso sobre el “caos” de los referentes novelísticos nacionales de hoy. Y, como planteara Tornés, experimentemos “un arrinconamiento de la literatura en los medios de comunicación”.

La cita literaria cerró con una lectura en la cual intervinieron Reinaldo Montero y Raúl Aguiar.