Deconstrucción en el CDAV

Deconstrucción en el CDAV

Etiquetas: 
Plásticos
  • Vista de la muestra Área deconstrucción. Foto del autor
    Vista de la muestra Área deconstrucción. Foto del autor

…Nos acercamos cada vez más a eso que llaman la “alta definición” de la imagen, es decir, la perfección inútil de la imagen.

 Jean Baudrillard

Área deconstrucción, así se titula la exposición colectiva expuesta en estos días en los salones del primer piso del Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, localizado en la esquina de San Ignacio y Teniente Rey, en la Plaza Vieja.

La muestra conformada por 14 obras de nueve artistas, incluye pinturas, instalaciones, grafiti, obras objetos y videoarte, comprendidas en la estética, los códigos y los procedimientos más caro del arte contemporáneo.

En muchas de ellas es el arte —su recepción, para-textualidad y sus relacionamientos con la realidad misma, las instituciones legitimadoras y el mercado—, las temáticas elegidas para narrar el discurso ideo-estético de la muestra. Es el caso del video Demasiado texto de Amalia Espinosa, la instalación Conjunto vacío de Eliana A. Padrón y el arte objeto Apófisis.

Más allá del eje dicotómico —aún hegemónico—: arte representativo o arte conceptual, se mueven la pieza de Alberto A. Rodríguez, titulada Representación visual, cuyo propósito no resulta en última instancia necesariamente específico o fases de un proceso cognitivo, y Embrión de Flavia Fuentes. Esta última integrada por una serie de impresiones sobre una pasta blanda de un corte transversal de tronco que deviene el núcleo, la matriz, el embrión; con el resultado sugerente de que las oquedades —el vacío, la nada del tronco— se sustituyen por huellas volumétricas, es decir se objetivisan al reproducirse.  

El contexto del artista es lo que “se tambalea” en otras; consiguiendo mayores interacciones con la mayoría del público cubano que aún prefiere lo representando o inteligible, un arte con menos mediaciones hacia la contemplación y el goce. Sobresalen en este encuadre, los videoartes Soterrado de Enrique A. Cabrera y Contacto por Fragmentación de Enrique A. Cabrera. 

En las dos graffitis de Lázaro Saavedra es la dislocación espacio-temporal, descontextualizadora, reforzada con el texto y latipografía, el método seleccionado para deconstruir.

Tendencias válidas como motivo o pre-texto posmoderno para agrupar estas nueve maneras de operar deconstructivamente, de asumir la deconstrucción del arte o de la realidad misma; con sus inexorables salidas filosóficas.