Dedican Tertulia Sol Adentro a la Feria del Libro

Dedican Tertulia Sol Adentro a la Feria del Libro

Etiquetas: 
Escritores, Feria del Libro 2016, poesía, Literatura
  • Tertulia Sol Adentro.
    Tertulia Sol Adentro.

La Tertulia de Arte y Literatura Sol Adentro que, inspirada en el escritor y humanista mexicano, don Alfonso Reyes, conduce y dirige la poetisa, narradora y promotora cultural Juanita Conejero, estuvo dedicada —en esta ocasión— al recién concluido capítulo habanero de la vigésimo quinta edición de la Feria Internacional del Libro Cuba 2016.

Dicha actividad, que tiene como sede habitual la capitalina Casa del Benemérito de las Américas, don Benito Juárez, tuvo como invitado especial al poeta y escritor Jesús Sama Pacheco.(Mariel, provincia de Artemisa, 1950).

Sama Pacheco es miembro de la filial provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Artemisa. Además, es fundador del taller literario Javier Heraut, de Bauta, y del taller Rabindranath Tagore, de Caimito.

Participó en la brigada Artística Nacional al XI Festival de la Juventud y los Estudiantes, en 1978, así como en el II Taller de Poesía del XIII Festival de la Cultura Caribeña, en la ciudad de Santiago de Cuba.

Ha dado a la estampa los poemarios Muchacha y Mujeres de verde olivo, así como los libros En público secreto, Los amores, Habitantes de las brumas (estos dos últimos reeditados en la península ibérica) y El hijo del hombre

Por su fructífera trayectoria profesional en los campos poético y literario, ha recibido los siguientes reconocimientos: Encuentro Debate Talleres Literarios, en el Concurso Mártires de Artemisa (1984); Concurso Nacional Raúl Gómez García (1985), Premio Especial Revista Muchacha (1998), Concurso Jesús Menéndez Poesía (1990), y Primer Premio en el XIII Certamen Internacional de Poesía

Jesús Sama Pacheco, quien confesara ser un amante apasionado de la lectura y los libros, estableció un fluido diálogo con los participaciones en esa cita mensual con el arte, la literatura, la música y el humorismo, para relatarles que, al igual que la multipremiada poetisa y ensayista Fina García Marruz, él percibe la poesía como “[…] un secreto, un impulso que no sabría explicar [con palabras]. Es lo desconocido, la esencia [de algo íntimo] que se nos revela […], lo humilde”. Al decir del poeta, novelista, crítico y periodista, José Lezama Lima (1910-1976), el genio único e irrepetible de José Martí y la poesía constituyen “ese misterio que nos acompaña [y acompañará para siempre]”.

La prosa, por el contrario, es mucho más reflexiva y está estrechamente vinculada con el pensamiento creativo, lo cual no excluye —en modo alguno— que el narrador proyecte emociones, sentimientos, vivencias y estados subjetivos del yo que suele experimentar cuando se encuentra enfrascado, por ejemplo, en la escritura de un relato corto o una novela.

El ensayo es harina de otro barril, porque le exige a quien lo cultiva vastos conocimientos conceptuales, teórico-metodológicos y prácticos sobre el tema que desarrolla, y al mismo tiempo, requiere el uso racional de un pensamiento analítico por excelencia, para poder llegar a la raíz de lo que el ensayista disecciona desde una óptica eminentemente crítica.

Por último, el laureado intelectual artemiseño satisfizo con creces las necesidades cognoscitivas y espirituales de los asistentes a ese encuentro vespertino, cuyos momentos musicales fueron amenizados por la agrupación D’Iris, que jerarquiza la maestra Iris Ávila, mientras las pincelados humorísticas estuvieron a cargo del actor y arquitecto Augusto Rivero.