Del cine histórico al drama familiar, las cintas de la semana en la TV cubana

Del cine histórico al drama familiar, las cintas de la semana en la TV cubana

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, televisión cubana, historia
  • Los crímenes de Oxford, se exhibirá en Cine de medianoche por Cubavisión.
    Los crímenes de Oxford, se exhibirá en Cine de medianoche por Cubavisión.
  • Corrupción en Miami podrá verse a las 11:54 p.m., en Tiempo de cine por Multivisión.
    Corrupción en Miami podrá verse a las 11:54 p.m., en Tiempo de cine por Multivisión.

La selección de películas que propone esta semana la televisión cubana inicia con una de esas indiscutibles obras maestras que, en el lapso de los 70 y los 80 removieron el imaginario de la que fuera una de las contiendas bélicas más tristes y horribles de los Estados Unidos: la invasión a Vietnam. Pelotón (Platoon, 1984), de un joven Oliver Stone (guionista asalariado de Hollywood por aquel entonces), tiene que franquear los prejuicios sobre un tema que ya se había tratado por manos maestras, en filmes como El cazador (The Deer Hunter, 1977), de Michael Cimino y Apocalypse Now (1979), de Francis Ford Coppola. Con las brillantes actuaciones de Tom Berenger y Willem Dafoe y una reconstrucción del espacio ejecutada (nuevamente en Filipinas) por el excelente fotografía de Robert Richardson, el filme podrá verse en Más allá del cine, el reciente espacio del l unes en la noche, por el canal Cubavisión, donde Eduardo Torres-Cuevas comenta las relaciones del cine con la Historia.

Del otro lado del espectáculo, se sitúa un realizador bizarro y abyecto como Darío Argento, de quien se exhibirá el miércoles en la noche en Telecine, por Cubavisión, su filme Amarillo (Giallo, 2009). Con Adrien Brody en el rol protagónico, quien además produjo la cinta, respaldado por Enmanuelle Seigner, la esposa actual de Roman Polanski, la cinta narra las obsesiones de un asesino en serie que tiene debilidades (criminales) por mujeres hermosas y un inspector de policía que a su vez se obsesiona con este caso. Lo curioso es que, y este dato no devela nada de la película, el propio Brody interpreta a ambos personajes, lo cual le agrega expectativa a los cinéfilos que siguen este tipo de tramas.

Y para esos mismos cinéfilos se hace extensiva la invitación a la Séptima puerta, el viernes en la noche también por Cubavisión. En ese espacio el crítico Rolando Pérez Betancourt, en una nueva época donde la película no debe cumplir el requisito de la novedad exquisita, nos regala una joya del cine francés, El cuarto de los muertos (La Chambre Des Morts, 2007) del novel Alfred Lot. Se trata de una película que se cocina con algunos ingredientes del cine de Hollywood, en el estilo del Hanibal de Demme. Pero, como ha señalado la crítica, si muchos de los puntos que en aquel laureado filme venían resueltas desde la propia novela de Thomas Hardy en que se inspiró, a esta de Lot le falta un poco de hechura, precisamente por los desequilibrios de su guion. No obstante, su exotismo, su balance entre cine de autor y cine de género, llevan a puerto seguro la película.

El sábado en la noche, casi a la misma hora, coinciden dos películas que crearán en el espectador un sentido de indecisión tremendo, pues las dos, a su manera, funcionan para aderezar una medianoche de fin de semana. La primera de ellas, Los crímenes de Oxford (2008), es una producción francesa dirigida por el laureado director español Álex de la Iglesia, que aunque no se trate, ni por mucho, lo mejor de este director, es un filme que vuelve sobre los mismos temas (ya obsesiones temáticas). Posiblemente porque se trata de un filme que se realizó en otro país, con otra lengua y con otras rutinas productivas, el resultado fue un poco fallido, pero no es un fiasco total. Al menos, será recordada para la posteridad la actuación de un anciano John Hurt, con su personalidad siniestra. Como sucede en sus cintas, se mezcla humor, sangre, espectáculo, abyección y parodia, todo batido y compacto como en un bloque dorado. Claro, como dije antes, aquí la dosis es bien moderada, porque De la iglesia tenía las alas caídas, pero todo el que sea adicto a sus películas, podrá oler su autoría muy en el trasfondo. El filme podrá verse en Cine de medianoche, por el Canal Cubavisión. La otra película que referimos antes es Corrupción en Miami (Miami Vice, 2006), de Michael Mann. El filme en cuestión, que en su momento inaugurara el prestigioso Festival de cine de Locarno, no tuvo muy buena acogida de la crítica. Interpretada por Colin Farrell y Jamie Foxx, regresa a la vieja tesis del policía que, desde una posición poco privilegiada, debe sacudir con su honestidad y tenacidad a un poder extremadamente fuerte que, desde arriba, ejerce el mal. Una historia de infiltración y drogas, bastante plana, pero con bellas imágenes salidas de una mano maestra y veterana del imperio hollywoodense: Mann. Se exhibirá ese mismo sábado a las 11:54 p.m., en Tiempo de cine, por Multivisión.

Finalmente, les comento la que considero la mejor película que exhibirá la televisión cubana esta semana, Mi madre (Mia madre, 2015), del italiano Nanni Moretti Moretti, el cual ha demostrado, con esta cinta, ser un director ambivalente. Por una parte, el exceso, el humor y la crítica; por la otra, el comedimiento y el intimismo. Su cine se decanta por la primera vertiente, mientras otros filmes como La habitación de hijo (La stanza del figlio, 2001) o esta misma, se inclinan por la segunda. Se trata, como en  La habitación…, de una cinta sobre el dolor y el sufrimiento al interior de la familia. Si en la primera, unos padres tenían que enfrentar la muerte de su hijo, dilema que revivían cada vez que abrían su habitación. En Mi madre, unos hijos que tienen que lidiar con la enfermedad y próxima muerte de su madre. Ahora no se trata de ver como se convive con la pérdida, sino de inmiscuirse en el proceso de desprendimiento. Con una aparición, hecho que hace que la cinta ondee de otras formas, de Jon Turturro interpretándose a sí mismo es una película segura y que demuestra el nivel de profesionalismo y madurez de uno de los directores más importantes de su país. Se exhibe el domingo a las 7:34 p.m., por Multivisión, en Íconos del celuloide.