Desiderio Navarro, de sus “Criterios” a los nuestros

Desiderio Navarro, de sus “Criterios” a los nuestros

  • Desiderio Navarro. Foto Archivo UNEAC
    Desiderio Navarro. Foto Archivo UNEAC

La Biblioteca Nacional José Martí y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) realizaron un coloquio en homenaje al prolífico intelectual cubano Desiderio Navarro, a juicio de muchos, el más grande pensador cubano de la segunda mitad del Siglo XX.

El conversatorio acogió ponencias de importantes figuras de las letras cubanas, que analizaron la obra del Premio Nacional de Edición 2006, quien además fue un excelente ensayista, traductor, crítico, teórico de la cultura y de la comunicación, semiólogo, y sobre todo, un investigador que fecundó los análisis sobre las dinámicas culturales cubanas y universales.

Desde un enfoque integrador el otrora presidente de la Asociación de Escritores de la UNEAC Francisco López Sacha, abordó la importancia para la cultura cubana y continental de la revista Criterios, publicación que, dirigida y fundada por Desiderio Navarro a principios de la década ‘70, sirvió como medio expresivo para comprender la trascendental obra humana.

Otros análisis sobre Criterios fueron expuestos por Alberto Abreu y Magalys Espinosa, quienes proyectaron los diversos universos que orientan los estudios de las artes visuales en el magazín.

La vigencia del pensamiento crítico-cultural de Desiderio en los ámbitos estéticos y humanistas del Instituto Superior de Arte, y cuánto significa para esta institución, fue tratada por el Dr. Eduardo Morales, quien pudo aseverar la insistencia del Premio del Príncipe Claus 2009 en pensar y hacer un buen cine.

Un acercamiento a la vocación como teatrólogo del autor de Patrice Pavis. El teatro y su recepción. Semiología, cruce de culturas y postmodernismo, fue la propuesta de Vivian Martínez Tabares, cuyas remembranzas dieron fe de cuánto hizo por el teatro cubano un hombre que investigó los códigos estéticos del arte de las tablas, compromiso asumido con la misma seriedad que otros riesgos de su pensamiento, mostrados en este caso por la sabiduría de Basilia Papastamatíu.

A la obra de traducción de Desiderio se refirió el traductor Jesús Írsula, quien se refirió a la capacidad políglota de un hombre que tradujo casi 500 obras de 16 idiomas diferentes.

Este espacio cimentó las bases del Coloquio Internacional Desiderio Navarro, a efectuarse los días 17 y 18 de noviembre de 2020.

Con una amplia línea temática dedicada a la obra del intelectual cubano, los trabajos deben ser enviados a la dirección electrónica escritores@uneac.co.cu antes del 1ro de abril del próximo año y deben incluir el título y un breve resumen del texto (hasta 2000 caracteres con espacios), y un Currículum Vitae breve (nombre, apellidos, afiliación institucional, título académico, descripción de intereses académicos, hasta 1000 caracteres).

La dimensión de la obra desideriana no tiene límites, ni ensayo de medida, por lo cual es preciso imbricar la cultura cubana con las investigaciones que realizó Desiderio Navarro sobre la misma. Por ello el merecido homenaje realizado por la UNEAC y la Biblioteca Nacional estriban en una necesidad teórica y conceptual para comprender mejor nuestros tiempos desde la perspectiva y la ayuda de quien mejor dirigiera en Cuba sus criterios.