Día de Lauros, una tarde de festejos de la literatura cubana

Día de Lauros, una tarde de festejos de la literatura cubana

Etiquetas: 
Escritores, UNEAC, sala Villena, literatura cubana, José Lezama Lima
  • Día de Lauros desde la sala Villena de la UNEAC. Foto: Roberto: Bello
    Día de Lauros desde la sala Villena de la UNEAC. Foto: Roberto: Bello
  • Día de Lauros desde la sala Villena de la UNEAC. Foto: Roberto: Bello
    Día de Lauros desde la sala Villena de la UNEAC. Foto: Roberto: Bello

Día de Lauros en la sede Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Tarde de festejos para la Literatura cubana de varios sucesos en homenaje al natalicio del poeta José Lezama Lima y, a la vez, tarde de memorias, de momentos imperecederos en el tiempo y en la obra de reconocidos intelectuales, entre ellos, algunos quienes aún espiritualmente y gracias a la impronta de sus escrituras continúan brindando lo mejor de sí con ímpetu creativo.

La presentación de dos libros: Moro, el gran aguafiestas, de Paquita Armas Fonseca; El reino del abuelo, de María Josefina de Diego, Fefé; Ser hombre en Martí: empieza en fuego y para en ala, título resultante de la Beca Cintio Vitier, de la periodista e investigadora Mayra Beatriz Martínez, del Centro de Estudios Martianos (CEM) —además de la presentación de la convocatoria a los Premios UNEAC 2017—, fueron momentos que lograron batir palmas de las personalidades presentes este día en dicha sede, entre ellas, del también escritor Abel Prieto, ministro de Cultura; de las profesoras universitarias doctoras Graziella Pogolotti e Isabel Monal; del prestigioso intelectual cubano Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa de las Américas y del poeta Alex Pausides, presidente de la Asociación de Escritores de la UNEAC.

Moro, el gran aguafiestas. Una biografía de Carlos Marx (La Habana, Editorial Pueblo y Educación, 2016), viene del talento de la periodista Paquita Armas Fonseca, una apasionada profesional por sus escritos y por su locuacidad como comunicadora y crítica. Crítica que ha sabido desempeñar y elevar con certera pluma durante años de forma constructiva por el nivel de sus reflexiones.

Durante la presentación de esta obra de Paquita, en quinta su edición, el periodista radial Fidel Díaz Castro destacó que “este libro, más que una biografía, es la historia de un gran hombre (…) del más temido pensador por los capitalistas desde el siglo XIX hasta nuestros días por su manera de contarnos sobre el desarrollo humano, de sus armas analíticas que son bombas de tiempo en manos de los pobres de la tierra (…) Estamos ante un libro doblemente transgresor, que no sólo nos va contando la evolución del pensamiento de Carlos Marx, sino que también se atreve a contarlo desde su vida cotidiana, íntima, testimonios, versos, fragmentos de sus escritos que lo acercan como ser humano”.

En relación con el proyecto Ser hombre en Martí: empieza en fuego y para en ala, título resultante de la Beca Cintio Vitier, su autora la periodista e investigadora Mayra Beatriz Martínez, del Centro de Estudios Martianos (CEM), expresó que “Martí, como paradigma cultural, se ha manipulado mucho; es muy diverso y como político, maestro, periodista… sabía muy bien cómo trabajar los mensajes, hacerlo de acuerdo a sus objetivos y, en lo esencial, al público al cual iban dirigidos. Ejemplo: La Edad de Oro. ¿Quiénes leían esa revista? No la leían las familias ignorantes, los afrodescendientes, ni los obreros ni los indígenas… Martí trabajaba para un estrato social específico y partía de la contextualización de cada uno de sus mensajes (…) Ante todo mi enfoque es puramente de género (no así erótico-sexual), pues parto de los valores martianos de lo tradicional, de estereotipos contextualizados de acuerdo a quién o a quiénes él los dirigió (…). Valores que Martí va incorporando a distintos estereotipos, como es el caso de padre, hijo y esposo u hombre vinculado a su familia; estereotipo que en su vida personal no cumplió ni logró, pero que, sin embargo, lo trabaja en sus escritos para dirigirlos a determinados públicos tradicionales, universales, intemporales y sin localización dada como son el héroe, la buena madre, el anciano sabio, el joven inquieto (…). El estereotipo se construye y contextualiza de acuerdo a la época y a las expectativas del público al que va dirigido y para quien se establece el mensaje. Son los casos de estereotipos inscriptos en productos culturales repetitivos, invocativos, con el objetivo de estimular la aparición de conductas y aspiraciones en sus destinatarios. Todo ello Martí lo tenía muy en cuenta”.

Por su parte, la escritora y traductora Fefé, rememora en cada una de las páginas de El reino del abuelo, inolvidables momentos de la vida de su familia la que, con su mensaje escritural, ha logrado perpetuar hermosas páginas para las letras cubanas contemporáneas. Su autora, hija de Eliseo de Diego plasma algunos hechos y recuerdos memorables trascendidos durante la vida del poeta, narrador y traductor cubano —Premio Nacional de Literatura (1986) y Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe “Juan Rulfo” (1993), entre otras distinciones—; de su madre, Bella García-Marruz; de sus abuelos, tíos y, en especial, de sus hermanos Rapi y Eliseo.

De naturaleza conmovedora y expositiva de los profundos valores humanos que siempre dignifican y dignificarán la vida de una familia, El reino del abuelo al decir del escritor Roberto Fernández Retamar: “(…) es un libro maravilloso que enriquece nuestra Literatura”.

Finalmente, la Asociación de Escritores, en la persona del poeta Alex Pausides, realizó la Convocatoria a los Premios UNEAC de Literatura 2017, cuya presente edición convoca a todos los escritores cubanos residentes en el país, y sean o no miembros de nuestra organización, a: Premio Cirilo Villaverde, de novela, para un libro no mayor de 250 cuartillas; Premio Ismaelillo, de literatura para niños y jóvenes en el género de narrativa, para un libro no menor de sesenta ni mayor de cien cuartillas y el Premio Juan Pérez de la Riva, para un libro de ensayo de tema histórico-social no mayor de 250 cuartillas.

Los trabajos serán admitidos desde la salida de la presente convocatoria hasta el cinco de mayo, y deberán ser entregados en la sede de la Asociación de Escritores de la UNEAC.