Día Internacional del Jazz: gran fiesta cubana

Día Internacional del Jazz: gran fiesta cubana

Etiquetas: 
Músicos, jazz, Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso
  • El jazz cubano es el más cercano geográfica y musicalmente al de los EE.UU.
    El jazz cubano es el más cercano geográfica y musicalmente al de los EE.UU.

El Día Internacional del Jazz se celebra cada 30 de abril, esta sexta edición en el 2017 se celebrará en La Habana, en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, con la participación especial de Chucho Valdés a dúo con Herbie Hancock.

Se esperan artistas muy importantes, están previstas actividades educativas en centros escolares, universidades, conversatorios, según informaciones de la Sra. Katherine Muller Marín, directora General de la Oficina Regional de la Unesco.

Cuba es una verdadera potencia jazzística también, desde 1980 se celebra el Festival Internacional de Jazz Plaza.

¿Existe un jazz cubano?

Esa es una pregunta que se hacen inquisitivamente muchos, de la misma forma que algunos hablan de sones jorochos, danzones veracruzanos, etc., pueden existir versiones de géneros musicales de un país en otro; el asunto es apto para especialistas.     

Lo cierto es que Cuba, desde la etapa colonial, influyó a la música del sur de los EE.UU. (Nueva Orleans) con la visita en barcazas de muchas guaracheras o rumberas cubanas, de negros esclavos liberados y, más adelante de músicos emigrantes cubanos que plantaron bandera (cubana) en esa tierra de jazz.

No olvidemos que el jazz se alimenta de la música habanera, más adelante de la conga, la rumba, el son y otros ritmos de nuestra nación. Cuba cuenta con una fuente ritmática que no posee EE.UU. Ese intercambio ha beneficiado a ambos pueblos. Por cosas del destino, los españoles colonizaron, en otros tiempos, a ambas ciudades: La Habana-Nueva Orleans.

El jazz cubano es el más cercano geográfica y musicalmente al de los EE.UU., somos vecinos, y la música, hay que reconocerlo, ayuda a la amistad respetuosa, en tiempos de guerra y en tiempos de paz.

Desde 1828, el tráfico marino entre ambos pueblos era constante desde, para 1864 los estadounidenses se integraron en Cuba a todos los niveles de la economía cubana, especialmente en la agricultura, la minería y la tecnología. En esta etapa existían miles de estadounidenses y población flotante trabajando en la Isla. Los turistas crecían constantemente. Todo ello generó bares y una vida nocturna con la música del jazz.

Desde 1977, ya La Habana recibió un yate cargado de jazzistas que quisieron  romper el bloqueo impuesto desde el Norte. En ese yate vino por primera vez Dizzy Gillespie y muchas luminarias del jazz, que quisieron saber qué pasaba en Cuba. Ese fue el antecedente de lo que sería, en 1979 el Encuentro Cuba-USA (Havana Jam), en el teatro Karl Marx.

Desde aquellos tiempos, ya hace 40 años, han visitado una enorme cantidad de jazzistas de los EE.UU., sobre todo en los festivales de Jazz Plaza.

En la actualidad con la creación del Festival JOJAZ y el florecimiento de estudiantes de música que tienen inclinaciones por el jazz, se han creado grupos y talentos instrumentísticos de alto nivel. Algunos de los grandes jazzistas actuales provienen de Cuba: Chucho Valdés, Gonzalito Rubalcaba.

En todos estos años de festivales de jazz, han venido a Cuba muchos de los mejores jazzistas estadounidenses y de otros países, Cuba siempre será la meta.