Dreams, pintura con rostro de mujer

Dreams, pintura con rostro de mujer

Etiquetas: 
Plásticos, Cienfuegos, pintura cubana, La Habana
  • Desde el caballete, los rostros tensos o contritos, retan al espectador. Fotos de la autora
    Desde el caballete, los rostros tensos o contritos, retan al espectador. Fotos de la autora
  • Desde el caballete, los rostros tensos o contritos, retan al espectador. Fotos de la autora
    Desde el caballete, los rostros tensos o contritos, retan al espectador. Fotos de la autora
  • Desde el caballete, los rostros tensos o contritos, retan al espectador. Fotos de la autora
    Desde el caballete, los rostros tensos o contritos, retan al espectador. Fotos de la autora

Hace ya un tiempo vengo siguiendo la obra de Irving Torres, un artista cienfueguero que ha afrontado el reto de llevar su arte hacia senderos universales, al desmarcarse de un contexto específico. Dreams, su exposición personal más reciente se encuentra ahora en exhibición en el Palacio de la Revolución hasta el 11 de abril.

La muestra agrupa una selección de obras de una exposición más amplia, realizada previamente en su provincia. Ahora los rostros de estas mujeres, plasmadas por el artista en una franca denuncia en favor de la no violencia son admirados por todos los visitantes al Salón Blanco del tercer piso.

Los intensos tonos de verdes y rojos dialogan con el blanco inmaculado de las paredes y los frescos de una de las paredes centrales. Desde el caballete, los rostros tensos o contritos, retan al espectador no sin suscitar más de una interrogante en los que miran.

Un enigma profundo es parte de estas representaciones, y en cada obra se hace mayor debido a los encuadres que ha elegido al artista, ya que varias veces del rostro sólo se percibe un fragmento.

¿Cuál es el verdadero sueño de cada una de ellas? Torres apenas nos da embozos al representar con cuidado aspectos de su mundo interior, detalles que dejan escapar parte de su temperamento.

La mujer ante el espejo, la niña, la mujer que ya es madre son parte de esta muestra donde nuevamente emplea la pintura de aceite, el manejo de la anatomía desde el naturalismo, pero de acuerdo a sus caprichos y el chorreado cuyo tratamiento aplica al cabello, el vestuario o el fondo y que se ha convertido en una marca autoral en su trabajo.

Dreams, es la concreción de una postura ética, un ejercicio pictórico y al mismo tiempo, un triunfo personal. Ya va siendo hora de ver otras cosas, escuchar otros nombres. Por esta vez, la propuesta es una pintura con rostro de mujer.